En pleno desarrollo gaussiano de la pandemia del COVID’19, celebramos el DMM -.-Día Meteorológico Mundial (promovido por la OMM)-.-, haciéndolo en la medida y forma que las graves circunstancias que tenemos nos lo permitan o posibiliten y siempre con la idea fija y determinada de la superación de las mismas.

Estamos viendo cómo, en el transcurso de nuestro padecimiento diario, se van pronunciándose múltiples y diversas aplicaciones de las experiencias científicas que, a través de los diferentes medios de comunicación, nos hacen llegar y que nos sirven documentalmente para la información de la realidad existente.

Las experiencias científicas, se promueven, por los investigadores científicos de los múltiples campos del conocimiento, dentro de la aplicación sistemática y perseverante del llamado “método científico” (basado en la prueba y el error, con el cotejo analítico de los datos obtenidos).

El DMM nos sitúa, en la perspectiva de la extraordinaria importancia de la colaboración internacional (con la OMM), a la hora de hallar soluciones a problemas mediatos, que se nos presentan en relación a las situaciones climatológicas de un mundo interconectado.

El motivo significativo principal para (con)celebrar el “Día Meteorológico Mundial” (el 22’M), es promover y crear conciencia entre todos los hombres y todos los distintos gobiernos del mundo, del extraordinario papel que tiene, para la sociedad mundial, la atención, el cuidado y preservación del clima y del medio ambiente, para el desarrollo de la vida en la Tierra y la calidad de vida de todos sus habitantes.

Lo precedente señala e indica que nuestras actuaciones, en nuestros entornos de convivencia próximos aquí, en nuestra constitucional Región Reino Leonés, comarca a comarca (en todas las cuarenta y una del todo SaZaLe), son coadyuvantes en orden al equilibrio del medio ambiente e incidentes en el hecho climático.

El lema del DMM’2020 es “Clima y Agua” que se añade a lo ya indicado en el año 2019 (“contamos cada gota, porque cada gota cuenta”), y el mismo, y entre todos, lo debemos hacer presente, aún en estas muy graves circunstancias, en nuestro derredor, entre todos los ciudadanos regionales leoneses (en cada lugar poblacional de toda la histórica Región Reino Leonés), conllevándolo a nuestras situaciones más cercanas y en la solidaridad fraternal de nuestros hábitats, para que desde aquí haga suma en el conjunto de las quince teselas regionales de la España Nación, aunándonos al resto de la Unión Europea y del mundo.

Francisco Iglesias Carreño                                                                                              Presidente PREPAL

Impactos: 30