La portavoz de Ciudadanos en las Cortes, Ana Carlota Amigo, advierte del “hachazo fiscal” de Pedro Sánchez si la Junta no actúa

El Grupo Parlamentario de Ciudadanos ha exigido al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que se ponga en marcha para que Castilla y León lidere una convocatoria urgente de la Conferencia de Presidentes – el máximo órgano de cooperación entre el Gobierno de la nación y las autonomías, que no se convoca desde 2017.

La portavoz de Cs en las Cortes regionales, Ana Carlota Amigo, ha hecho esta petición en el marco de la sesión plenaria de hoy, en la que ha insistido que la Comunidad debe encabezar un frente común con el resto de autonomías, también las gobernadas por el Partido Socialista, para que “el presidente Sánchez devuelva a Castilla y León lo que le debe” y para poner sobre la mesa “avances reales en financiación y políticas que garanticen la cooperación y la cohesión territoriales”.

“Castilla y León, no puede permitirse perder el tiempo en titulares, buenas intenciones y menos aún, en postureos”, ha afeado, para pasar a recordarle que hace dos semanas pidió al jefe del Ejecutivo autonómico que garantizase que la Comunidad recibiera lo que le corresponde. “No podemos decir que el objetivo esté cumplido, ni mucho menos”, ha dicho.

Amigo ha justificado la urgencia de sus palabras en las multitudinarias manifestaciones del fin de semana en León, Ponferrada y Villablino para reclamar mejores oportunidades para la provincia leonesa; las marchas de los agricultores y ganaderos para reivindicar precios justos o los autónomos que colapsaron la plaza de Neptuno este domingo para exigir igualdad de derechos laborales.

La también procuradora por León ha criticado la propuesta de Moncloa “de cambiar ingresos a cambio de más deuda”, ya que supone supone “un callejón sin salida” y un triple desafío: “para las administraciones, para la industria y nuestros autónomos y para las familias castellanas y leoneses”.

“El trueque que ha intentado la ministra Montero”, ha añadido, “llevará al traste el esfuerzo realizado por las entidades públicas durante los años más duros de la crisis”. “Y convertirnos en morosos no pagará a nuestros médicos, ni mejorará nuestras escuelas ni atenderá mejor a nuestros mayores”, ha señalado.

La parlamentaria autonómica ha mostrado su temor porque con las propuestas de Sánchez “se saquearán el bolsillo de las familias de Castilla y León” y ha enumerado las consecuencias de las medidas que va a tomar el Gobierno ‘del insomnio’: incremento del IRPF, aumento del IBI, mantenimiento de los peajes de las autopistas, el ‘dieselazo’, los billetes de tren, subidas en las cuotas de autónomos y de los impuestos relativos a la contratación, o el nuevo gravamen a las transacciones financieras. “Un hachazo fiscal en toda regla”, ha afirmado.

La política liberal ha explicado que su partido mantiene dos firmes convicciones en este asunto: la primera, que “el cuponazo catalán no vaya a cargo de las cuentas de esta Comunidad” y la segunda, que “el dinero de los contribuyentes se quede en sus bolsillos, que es donde mejor está”.

Por eso, ha recordado algunas propuestas recogidas en los Acuerdos de Gobernabilidad suscritos entre Cs y el PP: rebajar el IRPF en el medio rural, suprimir el impuesto de sucesiones y donaciones, así como extender la tarifa plana para los autónomos. “Medidas que demuestran que es posible aliviar la carga fiscal y mejorar la calidad de vida en Castilla y León”, ha destacado.

Impactos: 61