La actuación en el parque infantil de la calle Molinera se está ejecutando a través del proyecto JOVEL 2019, que ha permitido la contratación temporal de trece jóvenes desempleados para realizar obras y servicios de interés general

El Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo ha comenzado esta semana la sustitución progresiva por caucho de los areneros de los parques infantiles del municipio a fin de mejorar las condiciones tanto de accesibilidad como de salubridad de las zonas de juego.
En concreto, se está actuando en el parque de la calle Molinera, donde se han puesto en marcha los trabajos encaminados a este fin a través del proyecto JOVEL 2019 de la concejalía de Desarrollo Económico y Empleo que encabeza la concejala María Aurora Flórez.
Respaldado por el Servicio Público de Empleo de Castilla y León con una subvención de 130.000 euros, cofinanciados por el Fondo Social Europeo, este proyecto ha permitido la contratación temporal de trece jóvenes desempleados del municipio, todos ellos inscritos como beneficiarios del Sistema Nacional de Garantía Juvenil.
Así, hasta junio de este año desarrollarán distintos proyectos de interés público, entre los que figuran la conservación de distintas zonas verdes, donde también se llevarán a cabo actuaciones de mejora como esta que ya ha supuesto la retirada de unas 32 toneladas de arena.

La sustitución de los areneros de las zonas infantiles es una las prioridades del equipo de Gobierno de la socialista Camino Cabañas para esta legislatura, por lo que está incluido en las actuaciones previstas para la mejora de la accesibilidad; un concepto para el que se reserva una partida de unos 50.000 euros en el borrador presupuestario de este año.
De esta forma, se pretende facilitar el uso de estas zonas de juego por parte de los menores con dificultades de movilidad, y de los adultos que los acompañan, además de mejorar las condiciones de salubridad que presentan.

PLAN CUATRIENAL PARA ELIMINAR LA ARENA DE 20 ESPACIOS
Actualmente, el municipio de San Andrés del Rabanedo cuenta con un total de veinte areneros, de los que dos están en el barrio de La Sal, cuatro en Paraíso Cantinas, seis en el pueblo de San Andrés, uno en Villabalter, dos en Ferral del Bernesga, tres en Pinilla y dos en Trobajo del Camino.
La intención de la alcaldesa y su equipo de Gobierno es sustituirlos por completo a través de un Plan Cuatrienal de actuación, tal y como recoge el programa electoral con el que concurrieron a las elecciones del pasado mes de mayo.
Este plan permitirá la puesta en marcha de una actuación integral que, de manera paulatina, llegará a las distintas poblaciones y barrios del municipio con ese “lavado de cara” de los espacios verdes y de juego que permitirá también la eliminación de barreras arquitectónicas

Impactos: 103