Desarrollado desde la concejalía de Bienestar Social permite ofrecer un espacio formativo y de diálogo con el que potenciar su autonomía personal, además de involucrarles en actividades culturales como la reciente visita al MUSAC, al que acudieron en compañía de la concejala del área, Liliana Izquierdo Cerca de cuarenta mujeres del municipio, todas ellas de etnia gitana, han participado a lo largo de este año en el Programa de Apoyo Personal y Familiar (PAPF) que impulsa el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo a través de la concejalía de Bienestar Social.
El proyecto nació con los objetivos de abrir un espacio de diálogo con este colectivo de la población para detectar factores transformadores propios y dar respuesta a sus necesidades e intereses, invitar a las participantes a reflexionar sobre la educación que ellas mismas han recibido y la que dan a sus hijos e hijas o provocar en ellas un cambio de mentalidad operativo sin modificar sus valores culturales tradicionales.
Además, se pretende ofrecerles un espacio en el que poder hablar y compartir experiencias de la vida cotidiana y, en definitiva, potenciar su autonomía personal.
Durante este 2019 se ha trabajado con ellas la motivación para el desarrollo personal y profesional, para lo que se han realizado tanto sesiones colectivas de carácter quincenal, como sesiones mensuales individuales; todas ellas impartidas por la técnico de inclusión Social responsable del programa.
Del mismo modo, se han realizado visitas culturales al Museo Catedralicio Diocesano de León, el Museo de la Fundación Sierra Pampley y, más recientemente, el Museo de Arte Contemporáneo (MUSAC).
La concejala responsable del área, Liliana Izquierdo, participó en esta última visita en la que pudo comprobar de primera mano “no sólo el excelente trabajo que la técnico de inclusión realiza con estas mujeres, sino muy especialmente la motivación, las ganas y el interés que ponen ellas en las actividades que realizan”.
“El Programa de Apoyo Personal y Familiar es, sin lugar a dudas, un ejemplo de la encomiable labor que realizan nuestros Servicios Sociales, en este caso con un colectivo con el que se trabaja para favorecer su autonomía tanto personal como profesional, siempre teniendo en cuenta las particularidades de cada una de las participantes”, ha subrayado la edil.

UN TOTAL DE 105 MUJERES EN DESDE 2006
Desde su puesta en marcha del programa, en el año 2006, el programa ha contado con la participación de 105 mujeres, con las que se han realizado 213 sesiones grupales y más de 1.300 individuales.

Eso ha permitido al Ayuntamiento ofrecerles por un lado, un espacio formativo en el que abordar los temas que más les puedan interesar o más adecuados a sus condiciones personales, y por el otro, un lugar de encuentro y diálogo.

A lo largo de esta amplia trayectoria, el Programa de Apoyo Personal y Familiar ha abordado con ellas temas como nuevas tecnologías, prevención de accidentes domésticos, seguridad vial, seguridad infantil, economía familiar, el buen uso de las medicinas, alimentación saludable, autodefensa en situaciones de riesgo, igualdad de género, comunicación familiar, prevención de las drogodependencias, etc.

También se han realizado actividades de tipo cultural como visitas a exposiciones, instituciones, edificios históricos o museos, además de asistencia a distinto actos.
Debido al incremento del número de participantes, en el año 2015 se pasó de uno a dos grupos, lo que permitió llevar a cabo sesiones más operativas.

 

 

Impactos: 44