Los Bibliobuses de León, que mañana celebran el Día Internacional de las Bibliotecas, estuvieron representados el pasado fin de semana en el IX Congreso Nacional de Bibliotecas Móviles, que se celebró en Segovia bajo el lema ‘Donde nadie llega, Bibliobuses contra la despoblación’. El Congreso, organizado por la Asociación de Profesionales de Bibliotecas Móviles (ACELBIM), congregó a una representación de bibliobuses procedentes en distintos lugares de España y Portugal. La Diputación de León, mediante el ILC, envió uno de sus bibliobuses con su personal, para mostrar a todos los presentes sus servicios y formas de trabajo.

En León los bibliobuses trabajan como agentes activos en favor de la repoblación y la fidelización poblacional con unos servicios personalizados y un alto grado de humanización en su relación con el medio rural, en favor especialmente de espacios y comunidades sin otras opciones para un acceso cultural de calidad. De hecho, el 85% de las poblaciones que atienden los seis Bibliobuses de León no superan los 500 habitantes y, de ellas, el 77% no supera los 250 habitantes.
En el Congreso se concluía que la cultura es un bien transversal imprescindible para el éxito de todos los procesos y acciones concebidos contra la despoblación y que las prestaciones de las bibliotecas móviles en el medio rural trascienden las relacionadas con la lectura, constituyéndose en verdaderos centros de recursos y desarrollo para las comunidades, y de dinamización social, no sólo satisfaciendo las necesidades informativas, de formación a la largo de la vida, de entretenimiento y de capacitación digital, sino también luchando contra la soledad de las personas, fomentando espacio público para la vida social, posibilitando la creación de conocimiento por los propios vecinos y mejorando su nivel de vida.

En este sentido, los Bibliobuses de León organizan talleres de impresión en 3D, iniciación a la robótica, técnicas de expresión oral, teatro, cuentacuentos, poesía musicalizada, ciencia o concurso de creación entres sus usuarios, cuya asistencia en 2018 superó las 24.000 personas. La biblioteca móvil es un polo de atracción de sinergias y alianzas con otros agentes facilitando y multiplicando su actividad. Compartir recursos es una lección bien aprendida en los Bibliobuses de León, que colaboran con la Oficina de Consumo de la Diputación de León extendiendo sus publicaciones por toda la provincia, así como con la Asociación de Donantes de Sangre de León, el Teléfono de la Esperanza, las Aulas de Educación de Adultos de la Diputación, el Museo Etnográfico Provincial o el Centro Rural de Innovación Educativa (CRIELE)

Las bibliotecas móviles defienden su sostenibilidad señalando que la misma inversión que una biblioteca fija, permite ofrecer una biblioteca pública a varias poblaciones al mismo tiempo atendiendo a un número muy superior de usuarios. Además, constituyen un gran soporte para los colegios rurales, carentes en su mayoría de una biblioteca escolar, para los que hay diseñados servicios de lecturas colectivas, préstamos de aula, préstamos de centro y apoyo a los docentes.

Los Bibliobuses de León sirven actualmente a una población de 132.125 personas (unos 22.000 habitantes por bibliobús). Solo el pasado ejercicio las seis bibliotecas móviles de la institución recorrieron más de 106.000 kilómetros, realizaron 4.443 paradas en 413 poblaciones, recibieron a 47.742 visitantes, alcanzaron los 12.940 socios y efectuaron un total de 143.225 préstamos.

Además, los Bibliobuses de León cuentan con una app móvil para acercarse aún más al público que fue premiada en 2016 por el Ministerio de Cultura como el ‘Mejor servicio digital en bibliotecas públicas españolas, de menos de 5.000 habitantes’, desde la que se puede seguir el recorrido de cada bibliobús en tiempo real vía satélite y que suma ya un millar de descargas.

Impactos: 29