El Celta fue superior al Patatas Hijolusa en un encuentro en el que las leonesas firmaron un partido sólido, pero no encontraron el acierto en el lanzamiento exterior con el que equilibrar la superioridad física de las celestes que mantienen su imbatibilidad en esta temporada.

El primer cuarto fue el más igualado. El equipo de Bea Pacheco contrarrestaba con su velocidad el acierto de las visitantes, pero sin ser el torrente de juego ofensivo de su estreno en casa en esta temporada y eso lo aprovechó el Celta para irse en el segundo periodo por encima de los diez puntos de renta que complicaban ya mucho las cosas al Patatas Hijolusa.

No dejaron de intentarlo las locales pero sólo pudieron acercarse un poco en el marcador mediado el tercer periodo, antes de que otro ‘sprint’ visitante volviera a poner en franquía el encuentro para un Celta que demostró en León que será uno de los candidatos al ascenso.

En el Patatas Hijolusa la mayor aportación ofensiva volvió a llegar de las argentinas Andrea Boquete y Julieta Mungo y de la pívot Yaiza Lázaro

La ficha del partido

49 Patatas Hijolusa: Patricia Benet (7), Claudia Aponte (2), Andrea Boquete (19), Julieta Mungo (11), Yaiza Lázaro (11) –cinco inicial- Laura Fernández, Elisa Martínez y Marina García.

76 Celta Zorca: Anne Senosiain (12), María Barneda (10), Breanna Richardson (14), Ainhoa Lacorzana (15), Elo Edeferioka (6) –cinco inicial- Celia García (7). Iciar Germán, Noa Comesaña (4), Helmi Tulonen (3), Tamara Montero (5) y Lucía Fontela.

Árbitros: Pinela García y Calvo Aceña.

Marcador cada cinco minutos: 6-9, 1318, 19-30, 22-36 (descanso); 28-46, 36-57, 47-61 y 49-76.

Impactos: 59