Ángel Fuentes se impuso en la contrarreloj nocturna de Astorga. Un triunfo el del ciclista burgalés deslucido por la tromba de agua que cayó sobre Astorga minutos antes de que empezaran a rodar los ciclistas y que dejó parte del recorrido muy peligroso, lo que aconsejó decretar la jornada como no puntuable para la general, aunque manteniéndola para coronar al más rápido como ganador de esa jornada prólogo.

Fue la decisión más lógica. El escenario se iba a volver cambiante y se demostró en la carrera en la que Kiko Galván fue el mejor durante gran parte de la noche y parecía que el tiempo con el que desbancó del primer puesto al estadounidense Petrov iba a ser suficiente para ganar, pero no iba a ser así porque el suelo se fue secando y cuando salieron los últimos ciclistas ya estaba casi seco, lo que permitió primero a Ángel Fuentes y después al argentino del Diputación de León Gabriel Antorena superar a Galván y dar forma a un podio de nivel.

Esa lluvia deslució la jornada y se llevó a muchas personas a sus casas impidiendo que esta primera jornada de la ronda leonesa fuera más atractiva, aunque quienes aguantaron en el centro de la capital maragata se vieron compensados con el esfuerzo de los ciclistas ya que la mayoría de ellos se emplearon a fondo. Tras esta etapa prólogo la segunda jornada de la Vuelta Ciclista a León llevará a pelotón desde San Cristóbal de la Polantera hasta Veguellina de Órbigo en un día para los aventureros, con permiso de los equipos con velocistas.

Impactos: 31