La importancia de donar sangre no estriba únicamente en la posibilidad de atender llamamientos puntuales, ante circunstancias concretas, sino en la concienciación ciudadana sobre la relevancia de mantener los niveles adecuados y continuos de donaciones, que aseguren la disponibilidad de los hemoderivados necesarios para poder atender las necesidades asistenciales habituales del sistema de salud de Castilla y León.

El Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León y la Federación de Hermandades de Donantes de Sangre de la Comunidad celebran Siempre preparados’, la campaña anual con la que insisten en la concienciación social sobre la importancia de mantener unos flujos continuos en la donación, más allá de llamadas circunstanciales ante situaciones concretas.

De esta forma se aseguraría la disponibilidad de los derivados sanguíneos imprescindibles para la actividad sanitaria que salva vidas y recupera la salud de los pacientes.

Aunque Castilla y León mantiene niveles adecuados de donaciones, que permiten esa prestación de tratamientos sanitarios con hemoderivados, tanto desde la Autoridad sanitaria autonómica como por parte de las organizaciones sociales que engloban a los donantes en la Comunidad se hace hincapié en la necesidad de garantizar donaciones periódicas y en la incorporación de nuevos donantes.

El gerente regional de Sacyl, Rafael López Iglesias; el presidente de la Federación de Hermandades de Donantes de Sangre de Castilla y León, Jesús Murias Granell; y la directora del CHEMCyL, Lydia Blanco Peris, han presentado hoy esta iniciativa, en cuya génesis se sitúan la necesidad de anticiparse y donar sangre de forma regular.

‘Siempre preparados’, que tiene su punto álgido a lo largo de esta semana que comienza, con convocatorias en todas la provincias castellanas y leonesas, se relaciona con el lema elegido por la Organización Mundial de la Salud con motivo de la Día Mundial del Donante de Sangre 2017: ‘¿Qué puedes hacer?: dona sangre; dona ahora; dona a menudo’.

Para poder contar con sistemas y servicios de transfusiones bien organizados para afrontar tanto necesidades habituales y continuas como situaciones puntales debidas a emergencias, es imprescindible una concienciación social que garantice, gracias a la colaboración y a la generosidad ciudadanas, el compromiso periódico y continuado de los donantes y de nuevas personas que se puedan acercar a la donación de sangre a lo largo de todo el año.

Es esa solidaridad de los donantes habituales la que permite al sistema sanitario de Castilla y León disponer de reservas sanguíneas suficientes y adecuadas antes de que puedan presentarse necesidades excepcionales y por ello, tanto el Centro de Hemoterapia y Hemodonación como las hermandades castellanas y leonesas quieren también que esta campaña, ‘Siempre preparados’, sirva para destacar el altruismo y la generosidad de las personas que donan sangre de forma periódica.

El CHEMCyL y las hermandades provinciales han planificado esta campaña mediante colectas en distintas poblaciones castellanas y leonesas y con el refuerzo de la actividad en los puntos fijos de donación, estando toda la información al respecto disponible en Puntos de donación del CHEMCyl por provincias y colectas

Siempre es importante destacar que, en Castilla y León, las necesidades para la atención a los pacientes de los hospitales de la Comunidad se sitúan en unas 450 donaciones diarias, lo que asegura la capacidad de respuesta a quien lo necesite las 24 horas del día, los 365 días del año.

En 2018, se alcanzaron las 104.373 donaciones para el conjunto autonómico, con 119.307 personas atendidas a lo largo de las 5.309 sesiones que el Centro de Hemoterapia y Hemodonación desarrolló en Castilla y León, con el fin de acercar la donación de sangre la mayor número de ciudadanos, bien a través de los puntos fijos, en los 2.277 locales periféricos habilitados puntualmente o con los autobuses del CHEMCyL, que recorrieron más de un millón de km. el año pasado.  

El total de donaciones del año pasado es ligeramente superior al del anterior y, por demarcaciones territoriales, su desglose es el siguiente: Ávila, 5.301; Burgos, 19.987; León, 12.043; El Bierzo, 3.847; Palencia, 6.352; Salamanca, 13.912; Segovia, 6.448; Soria, 4.448; Valladolid, 27.145; y Zamora, 4.835.

Durante los dos primeros meses del presente ejercicio, las donaciones de sangre en Castilla y León han alcanzado 17.569 -Ávila, 1.078; Burgos, 3.278; León, 1.920; El Bierzo, 836; Palencia, 917; Salamanca, 2.281; Segovia, 1.184; Soria, 794; Valladolid, 4.319; y Zamora, 962-.

La Gerencia Regional de Salud es plenamente consciente de la más que destacable labor de promoción y animación a donar que, de forma continuada, llevan a cabo las hermandades de donantes de sangre de la Comunidad y, en este sentido, la Junta de Castilla y León mantiene una línea de subvenciones para estos fines que, en su última convocatoria, han superado los 700.000 euros a estas entidades, incluida su Federación autonómica.

Impactos: 12