PREDIF ha presentado hoy en Castilla y León el ‘Manual de formación para asistentes personales’, una iniciativa que pretende servir de base para una regulación estatal de la formación de la figura del Asistente Personal. Esta publicación está basada en las 50 horas de formación consensuadas por el grupo de trabajo de asistencia personal del CERMI, en el que participan entidades el tercer sector de la discapacidad. Castilla y León en la actualidad tiene reconocidas 885 prestaciones de asistente personal, una figura que es prácticamente inexistente en la mayoría de las comunidades autónomas.

PREDIF ha presentado hoy por primera vez en una comunidad autónoma, en la sede de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, el ‘Manual de formación para asistentes personales’, una publicación basada en las 50 horas de formación consensuadas por el grupo de trabajo de asistencia personal del CERMI, en el que participan entidades el tercer sector de la discapacidad. Una propuesta que ha sido trasladada al grupo de trabajo de la Comisión Delegada del Consejo Territorial para que sea aprobada como la formación que deben tener los asistentes personales en el marco del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD).

Los objetivos del manual son: impulsar y consolidar la formación consensuada dentro del grupo de trabajo de asistencia personal del CERMI; ofrecer conocimiento sobre el modelo de vida independiente a los futuros profesionales de la asistencia personal, y promocionar la asistencia personal para que las personas con discapacidad y/o en situación de dependencia puedan demandar el servicio de asistencia personal.

Este grupo de trabajo apuesta por una formación básica de 50 horas, a través de las cuales la persona, que posteriormente se desarrollará profesionalmente como asistente personal, adquiera conocimientos generales sobre la contextualización de la asistencia personal, el movimiento de Vida Independiente y conceptos básicos sobre discapacidad. Pero el aspecto diferenciador y nuclear de esta prestación es que el grueso de la formación tiene que darla el propio beneficiario del servicio a su asistente personal, con base en sus necesidades y preferencias. En definitiva, asumen un rol activo en la toma de decisiones, frente a otras figuras profesionales en las que la persona que recibe el servicio adopta un rol pasivo, y se encargan de guiar a los profesionales y determinar las tareas, horarios y forma en la que se realizarán.

El contenido sobre el que se trabaja en la formación de Asistentes Personales y que aparece contenida en este manual aborda las siguientes cuestiones: los fundamentos de Vida Independiente; los aspectos legales, éticos y jurídicos de la asistencia personal; la figura del asistente personal; introducción a los productos de apoyo y herramientas para la prevención de riesgos laborales; la interacción social; habilidades sociales y comunicación; la empatía; la relación profesional y, por último, los primeros auxilios. A todos estos contenidos, cada entidad encargada de proporcionar la formación añade un módulo dirigido fundamentalmente a conocer las necesidades de las personas a las que se va a prestar el servicio.

Para completar la formación de este manual se ha puesto también en marcha una web, www.asistenciapersonal.org , que pretende facilitar información sobre cursos, sobre cómo poder trabajar de asistente personal, sobre cómo contratar a un asistente personal, permite descargarse este manual y ofrece opiniones y experiencias tanto de personas que han sido apoyadas por un asistencia personal como de estos propios trabajadores.

La Asistencia Personal como importante recurso para la autonomía

El presidente de PREDIF, Francisco Sardón, ha señalado que “de la figura del asistente personal queda por consensuar el ámbito político en las comunidades autónomas. Precisamente, este manual nace del grupo de trabajo del CERMI Estatal, que se quiere promocionar a las administraciones públicas a través de una regulación estatal que cubra unas prestaciones mínimas y que no dependan de cada comunidad”.

Sobre el ‘Manual de formación para asistentes personales’, el presidente de PREDIF ha reseñado su formato y contenido: “es un manual vivo, con un índice a seguir para que todas las entidades que queremos formar a asistentes personales lo sigamos, basado en un modelo de derechos para que sean las personas con discapacidad quienes decidan”.

Para finalizar, Sardón ha resaltado que “hoy por hoy tenemos una idea clara de lo que es la asistencia personal y de su importancia para la inclusión integral de las personas con discapacidad, pero también hay que tener en cuenta que es una oportunidad laboral para muchas personas, especialmente en el ámbito rural”.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, ha agradecido a PREDIF nacional y a su presidente haber elegido Castilla y León como la primera comunidad autónoma para presentar esta iniciativa. Castilla y León, en la actualidad, tiene reconocidas 885 prestaciones de asistente personal, lo que supone que es la segunda comunidad que más tiene, teniendo en cuenta que esta figura es prácticamente inexistente en la mayoría de las comunidades. García se ha referido a que la asistencia personal es uno de los mejores instrumentos para que las personas con dependencia puedan desarrollar sus proyectos de vida de acuerdo con sus deseos y sus propias decisiones, que sitúa a la propia persona con discapacidad como centro de la toma de decisiones para su autonomía personal y constituir un gran apoyo para el entorno familiar.

En este sentido, la consejera ha destacado el empeño de PREDIF para que esta figura se desarrolle en todas sus posibilidades y sea conocida y demandada por las personas con discapacidad, sus familiares, las entidades y sus profesionales, permitiendo a todas las personas con discapacidad la posibilidad de disponer de un asistente personal adecuado a sus necesidades y a su elección. Por eso García ha alabado este trabajo desarrollado por esta entidad y ha subrayado que PREDIF da un nuevo paso en el impulso a esta figura de la Asistencia Personal, apostando ahora por la formación de los asistentes con este manual que está llamado a servir de base a la futura regulación a nivel nacional de la formación en Asistencia Personal.

Crecimiento de la Asistencia Personal

Francisco Sardón ha expuesto el balance de 2018 del Servicio Integral de Asistencia Personal (SIAP) que PREDIF Castilla y León puso en marcha en colaboración con la Junta y que, según ha dicho, continúa creciendo, tanto en servicios a personas usuarias o beneficiarias como en asistentes personales contratados. Con respecto a los servicios facilitados, el número total en 2018 fue de 95, lo que supone un 55,7 % más que el año anterior (61). De ellos, 22 fueron ofrecidos a través del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), con las prestaciones económicas de asistencia personal (14) y vinculada al servicio (8), un 175 % más que en 2017.

Así, Castilla y León sigue en la segunda posición, detrás de País Vasco, en personas beneficiarias de asistencia personal con 885, a fecha 31 de enero de 2019. A finales de 2015, la cifra de prestaciones de asistencia personal en la Comunidad era de 231, un 0,25 % del total. En 2016, PREDIF Castilla y León impulsa esta figura como herramienta de vida independiente y gracias a ello y a la colaboración de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, tres años después, las prestaciones han aumentado casi un 268 %.

En cuanto a las nuevas contrataciones de asistentes personales, fueron 64, un 23 % más que en 2017 (52). 29 de estas personas proceden de programas de empleo desarrollados por PREDIF Castilla y León con la colaboración de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León y el Fondo Social Europeo, como ‘Itinerarios de Inserción Sociolaboral en Asistencia Personal para personas en riesgo de exclusión social’ o ‘Formación y Empleo de Garantía Juvenil’.

Acuerdos, reconocimientos y participación

Francisco Sardón ha señalado que PREDIF Castilla y León comenzó 2018 con la firma del acuerdo de colaboración con Federación Salud Mental Castilla y León y la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, donde se comprometían a promocionar e impulsar la figura de la asistencia personal entre las personas dependientes con discapacidad.

Precisamente esta colaboración fue galardonada con el Premio Cermi.es 2018 a la ‘Mejor Práctica de Cooperación Asociativa’, por el programa ‘Promoción de la Asistencia Personal para Personas con Discapacidad’.

Este programa fue presentado en varias jornadas, como las II Jornadas sobre colaboración inter-asociativas del CERMI, ‘Cooperar para innovar y transformar’, celebrada en Madrid; la jornada ‘La figura del asistente personal’ organizada por CERMI La Rioja, que tuvo lugar en Logroño; y la jornada de FEDACE ‘Buenas prácticas e Innovación para mejorar la calidad de vida de las personas con DCA y sus familias’, organizada en Madrid.

Además, en mayo se celebró el primer aniversario del SIAP, el primero de Castilla y León, y se han impartido a lo largo del año varias charlas informativas y jornadas sobre asistencia personal en centros educativos, ayuntamientos y centros cívicos.

Impactos: 27