Desde el grupo municipal de UPL queremos mostrar nuestra preocupación por la pasividad de la Junta de Castilla y León a cumplir su propia normativa y no querer dotar al colegio Teodoro Martínez Gadañón de red wifi. Hay que pensar que estamos en 2019 y que esta herramienta es cada vez más necesaria para mejorar la calidad de la educación de los más pequeños. Hace unos días, nuestros concejales Julio González Rivo y Rosa Fernández Velilla, visitaron el CP Teodoro Martínez Gadañón de San Andrés del Rabanedo, junto a varios miembros del Comité Local de UPL San Andrés. Una de las reivindicaciones de los profesionales del centro era precisamente esta, y al trasladar el problema al Ayuntamiento, hemos comprobado que es el ejecutivo autonómico el que debería poner solución a este inconveniente.

Hay que recordar que los ayuntamientos tienen la competencia en mantenimiento de instalaciones educativas de primaria, pero la colocación de este sistema, evidentemente, es una intervención nueva, por lo que ha de ser la institución autonómica la que debe hacerlo. Una vez más, un colegio leonés se ve abocado al abandono de una institución que no tiene ningún interés en mejorar la situación de los servicios públicos de lo que ellos llaman “el oeste de la Comunidad”, eufemismo utilizado para hablar de la Región Leonesa.

Desde UPL proponemos que sea el Ayuntamiento el que lleve la iniciativa y exija a la Junta que cumpla su propia normativa. Estos caprichos del Gobierno autonómico solo tienen un perdedor: los trabajadores del centro y sobre todo los 400 alumnos que tiene actualmente este centro. Entendemos que no podemos dejar a la gente abandonada ante los entresijos de las competencias de las administraciones públicas, lo que hacen falta son soluciones, por eso desde UPL exigimos al Gobierno autonómico que cumpla sus obligaciones.

Impactos: 40