OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Asistimos atónitas a un nuevo teatrillo de Ciudadanos en el Ayuntamiento de León, que cual troupe recién llegada a la ciudad despliega su colorido para llamar la atención de las y los viandantes y hacer que por un momento olviden sus problemas (que no es lo mismo que enfrentarlos y darles solución)

El espectáculo de esta temporada es la comisión de investigación del caso conocido (y ya judicializado)  como la enredadera; y así entre esquejes viejos y nuevos brotes, los “garantes de la democracia” ofrecen al Alcalde y pregonero de resultados de mesas de contratación en las que no se encuentra, “la oportunidad” de volver a negarse a contestar a las preguntas que ya se le realizaron en el pleno extraordinario sobre esta enredadera que atrapa en sus ramas tanto a PP como a Ciudadanos y PSOE.

Vamos, a media provincia.

¿Acaso se les ha olvidado contar a las buenas gentes que no hay obligación por parte de los investigados a acudir a la comisión? Quizás esperaban a que la ciudadanía lo viera por streaming.

¿Realmente creen que los supuestos cabecillas de esta trama, recién salidos de la cárcel, van a dar explicaciones en la sala de un Ayuntamiento antes de que lo hagan en la sala del juzgado?

Lo lógico sería empezar contando a la ciudadanía que las comisiones de investigación como tales no existen en los ayuntamientos, que por desgracia ya vivimos una con el Concejal del PP que construyó un edificio con una licencia que no correspondía y que además en el caso de esta comisión de investigación ya está en proceso judicial.

Tachar de cobardía política no querer ser partícipes de este teatrillo de sombras chinescas ya dice mucho de la necesidad de tapar que durante esta legislatura los responsables de la mesa de contratación por donde han pasado todos los contratos investigados (o no) era titularidad de Ciudadanos y no del PP. Ya saben, tú me das cremita, yo te doy cremita y mientras tanto la ciudadanía con la piel reseca.

Impactos: 66