El Ayuntamiento de León, Ecoembes y la Junta de Castilla y León han puesto en marcha una campaña de fomento de reciclaje de envases entre los establecimientos adheridos al proyecto ‘León, manjar de reyes’ de León Capital Española de la Gastronomía 2018. Además de facilitar los medios para el reciclaje y separación de residuos con contenedores amarillos y ‘ecopapeleras’, la campaña se apoya en la formación para un uso correcto de los contenedores. Esta iniciativa tiene como objetivo incrementar la participación de estos locales en la recogida selectiva municipal de envases. El año pasado, León recicló 13,2 kilos por habitante y año en el contenedor amarillo y 29,2 en el contendor azul, cifras que superan la media de Castilla y León.

La concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de León, Ana Franco, el concejal de Comercio, Consumo y Fiestas, Pedro Llamas, y la técnico de gestión de residuos de Ecoembes, Isabel Tennenbaum, han presentado esta mañana en la Casa de las Carnicerías la campaña de fomento de la recogida selectiva dirigida a los establecimientos adheridos a ‘León, manjar de reyes’.  El Ayuntamiento de León, Ecoembes y la Junta de Castilla y León ponen en marcha la dotación de ecopapeleras y formación a los establecimientos que se han adherido a la Capitalidad Española de la Gastronomía en el municipio de León.

Los objetivos de esta campaña son dar a conocer el uso correcto del sistema de recogida separada municipal, recordar la importancia que tiene el realizar una correcta separación de residuos para poder luego ser reciclados, dotar a los establecimientos de los medios necesarios para esta separación, informar de la ubicación de los distintos contenedores y crear cultura de reciclaje, según ha explicado Ana Franco. La concejala ha añadido que esta campaña cuenta con una subvención de 30.000 euros de la Junta de Castilla y León para tres anualidades. El Ayuntamiento aporta el 25%.  Aunque está dirigida a los establecimientos adheridos a la capitalidad gastronómica, Ana Franco también la ha hecho extensiva al resto de ciudadanos.

El desarrollo de la campaña ha comenzado con la identificación de los establecimientos adheridos, contacto con ellos y divulgación de la misma a través de medios de comunicación y de la página web del Ayuntamiento. También se les explicará cómo utilizar de una forma correcta los contenedores y se les entregará material didáctico y el distintivo de participación. Posteriormente se repartirán los contenedores. Se han establecido cuatro tipos para cubrir las necesidades de los establecimientos: ‘ecopapeleras’ amarillas y azules de 90 litros y contenedores amarillos de 120 y 240 litros.

Isabel Tennenbaum ha destacado que León recicla por encima de la media de Catilla y León, comunidad que en 2017 recicló 65.400 toneladas de envases (un 4,5% más que en 2016). En el conjunto nacional se recogieron 1,4 millones de toneladas de envases, con una tasa de reciclado del 77%. La técnico de Ecoembes ha resaltado que los datos en la ciudad de León también son muy positivos en lo que a envases recogidos en los contenedores amarillos y azules se refiere.  En concreto, la ciudad de León recicló el año pasado 13,2 kilos por habitante y año  en contenedores amarillos (un 8% más que en 2016) y 29,2 en contenedores azules (un 5% más que en 2016). En Castilla y León,  el reciclaje en los contenedores amarillos fue de 11,6 kilos por habitante y año y de 18,2 en los azules.

Ecoembes es la organización medio ambiental sin ánimo de lucro que promueve la economía circular a través del reciclaje de envases y gestiona la recuperación y el reciclaje de los envases de plástico, las latas y los briks (contenedor amarillo) y los envases de cartón y papel (contenedor azul) en toda España. Isabel Tennenbaum ha recordado la campaña que se realizó en 2017 con los hosteleros del Barrio Húmedo, que en 2018 se refuerza aprovechando la capitalidad gastronómica. Facilitar y acercar al ciudadano la separación de residuos es el principal fin de esa iniciativa, ha puntualizado.

Impactos: 12