El Ayuntamiento de León se ha adherido a la Red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores, un proyecto impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que pretende mejorar la calidad de vida de las personas mayores desde una visión global y transversal.  La concejala de Familia y Servicios Sociales, la coordinadora de esta red y la empresa que ha realizado el diagnóstico de la ciudad, han presentado el proyecto que recoge las 27 propuestas que adaptan León a los ocho requisitos que establece las OMS. La Red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores. Esta red, promovida por la OMS, persigue la creación de entornos y servicios locales que promuevan y faciliten un envejecimiento activo y saludable para todas las personas. En León, el 26% de la población tiene más de 65 años.

El Ayuntamiento de León solicitó en septiembre de 2014 su integración en la Red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores. En diciembre de 2016 comenzó la primera fase de este proceso de adhesión con la elaboración de un estudio de investigación y diagnóstico del municipio incorporando los datos cuantitativos y cualitativos que exige el Protocolo de Vancuver (protocolo de investigación enmarcado en la Red de Ciudades Amigables con las Persona Mayores).

Esta primera fase, cuya ejecución se adjudicó a la empresa ‘Bunbury Asociados’, contempla la presentación de un informe con las conclusiones del citado estudio y el grado de adaptación de León a las necesidades de las personas mayores, así como la elaboración de un Plan de Acción Municipal que incorpore todas las políticas  de promoción de las personas mayores que incidan en los ocho ámbitos de la vida urbana establecidos en el Protocolo de Vancuver: espacios al aire libre y edificios, transporte, vivienda, respeto e inclusión social, participación social, comunicación e información, trabajo y participación ciudadana y servicios sociales y de salud.

La concejala de Familia y Bienestar Social, Aurora Baza; Mª Teresa Pozo Querol, coordinadora del programa Ciudades Amigables; y Eva Bunbury, responsable de la empresa que ha realizado el diagnóstico de la ciudad han presentado esta mañana dicho informe, que recoge las 27 propuestas y cinco líneas de actuación que se adaptan a los ocho requisitos que exige la OMS para ser Ciudad Amigable con las Personas Mayores.  Al acto han asistido la gerente de Atención Primaria, Concepción Domínguez; y el vicerrector de la ULE Isidoro Martínez

Una ‘ciudad amigable’ significa que las políticas, los servicios y las estructuras relacionadas con el entorno físico y social de la ciudad se diseñen para apoyar y permitir a las personas mayores vivir dignamente y participar en la sociedad de una manera plena y activa. En la ciudad de León, la tercera parte de la población tiene más de 60 años, un 33,07%. Los mayores de 65 años suponen el 26%.

Las propuestas presentadas aluden a intervenciones en mobiliario urbano, rebajes de bordillos, adaptación del transporte urbano, potenciar el ejercicio físico de los mayores, adaptación de viviendas, proyectos para evitar situaciones de soledad y campañas informativas entre otros aspectos.

Impactos: 99