Los datos de despoblación, más de 34.000 habitantes ha perdido León desde 2008 por culpa de una crisis, realmente una estafa y de la cual son culpables tanto PP como PSOE, así como se regodean con la situación para obtener rédito político definen una provincia en pleno proceso de defunción forzada por puro abandono institucional e inanición por falta de inversiones, de la que huyen generaciones enteras por la falta de expectativas provocadas por la Junta. Desde IzAb esta situación bien merece una movilización masiva el 1 de mayo para exigir un Plan Industrial, de inversiones en las comarcas rurales, por la defensa del carbón autóctono y por la creación de un tejido productivo en base a la riqueza agroganadera y ambiental de la provincia.

La situación generada por la sentencia machista de la manada provoca un suma y sigue que legitima y justifica más aún las movilizaciones del pasado 8 de marzo. La desigualdad, la brecha de género, la expulsión de las mujeres a casa o a trabajos a tiempo parcial, la violencia machista en todas sus formas, sea acoso, abuso, asesinato, maltrato o violación, … son ya pandemia en España, que esperamos la calle pueda espantar tras el escándalo vivido los últimos días. Es imprescindible cambiar políticas, pero sobre todo mentalidades medievales que siguen imponiendo su limitada,en casi directamente despreciable visión desde muchos puestos de poder.

Si algo destaca hoy en la sociedad española es el incremento de la precariedad laboral, la pobreza, la brecha de género y la desigualdad. La anunciada recuperación se queda solo en los datos macroeconómicos: grandes empresas y rentas altas están dando resultados y generando beneficios incluso mayores a los de años previos a la crisis. Crisis que para el resto llegó para quedarse y cambiar el modelo de bienestar desarrollado durante décadas. Como ejemplo, el proyecto de presupuestos de recorte social del Gobierno del PP para este 2018, que sigue priorizando la reducción del déficit fiscal frente al social; presupuestos que mantienen el fraude fiscal y una previsión de ingresos y gastos a la baja. Las movilizaciones por unas pensiones dignas y el acuerdo con el PNV lo ha dejado más en evidencia que nunca. Estamos ante el reñarto de la riqueza hacia los grandes capitales mientras crece la desigualdad y la pobreza entre la clase trabajadora.

Por todo ello, Izquierda Abierta (IzAb) afronta este Primero de Mayo, Día Internacional de lxs Trabajadorxs, incidiendo en la necesidad de poner en marcha políticas para lograr la plena igualdad entre géneros y acabar con la desigualdad mediante un reparto efectivo de la riqueza, empezando por los salarios y la inversión en los servicios públicos: que recuperen los derechos sociales, regeneren la denostada democracia y, por supuesto, dignifiquen el trabajo, cada día más precarizado. Acontece este Primero de Mayo en un contexto de continuidad del gobierno de los recortes laborales y sociales, el ataque a la negociación colectiva y ante la impotencia de la oposición para poner en marcha un programa básico de recuperación de derechos. No existe, ni se espera, una agenda común de mínimos que IzAb viene reclamando.

Pero sobre todo, este 1º de Mayo es por desgracia el de la corrupción y la degradación de nuestras instituciones democráticas bajo el control del PP. Desde IzAb seguimos trabajando, y emplazamos al resto de actores políticos, sindicales y sociales a que también lo hagan, por la necesaria regeneración, la participación cívica y la recuperación de la confianza. Y por ello llamamos a salir a la calle. El ejemplo de Cristina Cifuentes y el indecente comportamiento del Presidente de la Diputación y del PP, que no ha tenido la decencia de rectificar, son ejemplo de corrupción institucionalizada en esta provincia.

Destacar la situación de nuestra provincia. Las comarcas leonesas se están convirtiendo en desiertos a base de desmantelar la industria, principalmente la minería del carbón, el abandono de todas las administraciones y la desidia de los responsables políticos, acomodados en el lento declive hacia la muerte de nuestra tierra. 5000 leoneses y leonesas, que se suman a más de 34000 más en los últimos años han huido de una provincia que acumula la segunda peor tasa de actividad del Estado, un 56% de las más de 30.000 personas sin trabajo, sin subsidio y un 35% de trabajadoras y trabajadores en el umbral de la pobreza aún teniendo trabajo. La precariedad, la temporalidad, los salarios de miseria y la falta de servicios públicos están expulsando a la gente de León y con ellos nuestro futuro. Es el momento de construir alternativas.

Haciendo nuestro el eslogan de la convocatoria sindical, queremos que este Primero de Mayo trabajadores/as y ciudadanía retomen el protagonismo porque es tiempo de ganar tras años de perder hasta robar nuestro futuro en una tierra que no se muere, la matan y necesita un PLan de Choque que combata la despoblación, porque potencial existe, lo que no existe es una administración que quiera tomar medidas.

Este Primero de Mayo IzAb saldrá a la calle por la recuperación de los derechos laborales y los servicios públicos; por la regeneración de las instituciones frente a la amenaza de la corrupción y el autoritarismo; por la igualdad de género y el futuro de nuestra tierra.

IZQUIERDA ABIERTA LEÓN

Impactos: 137