El uso de ETTs por parte del PP, con apoyo de Ciudadanos, en muchos servicios municipales del Ayuntamiento de León pudo haberse evitado a comienzos de legislatura si se hubiesen iniciado los procesos para dotar de bolsas de trabajo al sistema de contratación municipal. El Concejal responsable lleva desde 2015 alegando que crear estas bolsas tarda un mínimo de 6 meses, pero tampoco ha movido un dedo por crearlas, y ya estados en agosto de 2017. Si existiese voluntad política las ETT se habrían erradicado del consistorio leonés hace más de un año.

Desde IzAb denunciamos que el uso y abuso de las ETT generan un sobrecoste para las arcas públicas y precarizan el empleo. Antes de que el PSOE legalizase la creación de estas empresas su definición en el Estatuto de los Trabajadores era “tráfico de mano de obra”, un tráfico que el PP ha trasladado a las administraciones públicas.

Otro de los argumentos, muy políticos, alegados por el Concejal Rajoy para justificar lo injustificable es que con la utilización de ETT el ayuntamiento se ahorra la antigüedad del trabajador, un argumento de tanto peso que se hunde rápidamente en el baño de temporalidad que supone también el uso de bolsas para sustituciones y bajas.

Estamos ante una decisión arbitraria y caprichosa que se viene utilizando desde que la reforma laboral del PP permite a las ETT comerciar y beneficiarse con el empleo público. Una fórmula de contratación que solo sirve para generar beneficio económico a las empresas de trabajo temporal, a la vez que se lesiona las condiciones y la estabilidad del empleo y la calidad del servicio público.

Unos servicios públicos “tan sensibles” como residencia de ancianos, guarderías, limpieza, escuela de música y deportes.

El Ayuntamiento de León tiene plena capacidad para designar que servicios considera esenciales, como tal tiene libertad para contratar  siempre y cuando lo sea de manera temporal, estas son órdenes fijadas por Ley por el Ministerio “Montoro”. La vergüenza para este ayuntamiento es que la “complejidad” existente para crear las bolsas de trabajo necesarias para un consistorio como el de León, consistente en cubrir hasta 240 categorías laborales, podrían haberse subsanado cuando se empezó a denunciar el uso de Empresas de Trabajo Temporal, en 2015

Desde IzAb recordamos que el Instituto Leonés de Desarrollo Económico, Formación y Empleo (ILDEFE), al igual que el ECYL, puede ser intermediario en la contratación de personal y por tanto puede ser la herramienta que evite el uso de este tipo de empresas mientras se crean estas bolsas. Pero para eso es necesaria una voluntad política que no existe.

Impactos: 61