Los servicios de telecomunicaciones confiables y seguros son los cimientos de la transformación digital de la Junta de Castilla y León. De las 56 localidades afectadas, 22 tienen menos de 4.000 habitantes

La mejora de las comunicaciones de la Red Corporativa es una actividad continua de la Dirección General de Telecomunicaciones puesto que unos servicios de telecomunicaciones confiables y seguros son el soporte tecnológico de la actividad administrativa y del servicio público.

El proceso de transformación digital en el que la Junta de Castilla y León está inmersa afecta a todos los empleados públicos y dependencias administrativas. La mejora de las comunicaciones de datos facilita dicho proceso.

El contrato de “Provisión de Servicios de Telecomunicaciones a la Administración de Castilla y León”, adjudicado en el primer trimestre del año y dotado con 90 millones de euros, de los cuales más de 16  corresponden a la Dirección General de Telecomunicaciones, permite continuar con este proceso continuo de mejora de las comunicaciones.

En los primeros meses de implantación se llevarán conexiones de fibra óptica a 201 oficinas que antes estaban conectadas con otras infraestructuras de menores prestaciones. Este cambio, además de aumentar el rendimiento de las comunicaciones, mejora su capacidad de crecimiento, su fiabilidad y la ciberseguridad de los equipos informáticos conectados a la Red Corporativa.

De entre los centros que mejoran sus comunicaciones con fibra óptica destacan 48 centros de Fomento y Medio Ambiente, 36 centros de la Gerencia de Servicios Sociales, 31 centros de Agricultura y Ganadería, los 9 museos provinciales, los 9 archivos históricos y 8 oficinas de empleo.

Esos 201 centros están ubicados en 56 localidades, 22 de ellas menores de 4.000.

Impactos: 2