La formación apoya la restricción al tráfico en la calle pero no entiende que se presupueste en casi seiscientos mil euros.

El plan para peatonalizar Ordoño II nació cargado de polémica, y sigue.

En un principio, desde Urbanismo se negaba que el proyecto que difundían los medios leoneses, valorado en 580 mil euros, fuera el que manejaban como realizable. Al mismo tiempo prometían públicamente que buscarían diálogo y acuerdo con la oposición para consensuar la obra. Promesas que quedaron en nada cuando en agosto del pasado año, y sin contar con ningún otro grupo político, el Ayuntamiento confirmaba que el proyecto del que renegaban sería el definitivo.

Desde León en Común se han mostrado siempre partidarios de transformar Ordoño II en peatonal con la inclusión de un carril bici. Pero no a cualquier precio. El grupo político asegura no entender “cómo pueden gastarse casi 600 mil euros en peatonalizar una calle que ya está adoquinada, y que lo único que necesita es una señal que prohíba la circulación de vehículos a cada lado de la vía y un poco de pintura para limitar la vía ciclista”.

Los comunes acusan al equipo de gobierno del PP de “derrochar dinero público en un momento de crisis en que mucha gente lo está pasando muy mal”. Con una deuda municipal que supera con creces los 200 millones de euros es “de muy malos gestores plantearse este tipo de despilfarros urbanísticos que sólo benefician a las constructoras”, aseguran.

Por todo ello, LeC propone al equipo de gobierno que se replantee el proyecto si quiere conseguir en apoyo de algún otro grupo político municipal.

León en Común

Impactos: 38