Falta de transparencia, dejación de funciones y expolio de un bien del Patrimonio Universal, motivan la queja presentada al Procurador del Común.

El Procurador ya formuló resolución sobre la remodelación de la Plaza del Grano,  el 3 de marzo de 2016,   dirigida al Ayuntamiento de León y a la Junta. En ella   llamaba a la transparencia, recomendaba seguir las indicaciones del organismo asesor de la UNESCO para los Monumentos y Sitios Históricos (ICOMOS)  e instaba la urgente protección legal de la plaza de acuerdo con la Ley de Patrimonio Cultural de Castilla y León.

Aunque Ayuntamiento y Junta respondieron al Procurador diciendo que aceptaban su resolución,  lo cierto es que siguieron tramitando y autorizando el proyecto de remodelación de la Plaza del Grano sin hacer nada por cumplirla, dado que:

-No se han vuelto a dirigir a ICOMOS España, cuya presidenta se manifestaba de manera contundente ante los medios de comunicación acusando al Ayuntamiento de León de una serie de engaños para neutralizar el informe inicial en el que había exigido “abandonar el proyecto” por poner en peligro la integridad de la tradicional plaza leonesa.

-No han dado paso alguno para reconocer el valor de la plaza, ni para   protegerla legalmente: la Junta sigue sin definir el entorno de protección de la Iglesia del Mercado y el Ayuntamiento sigue sin iniciar la redacción del Plan Especial del Camino de Santiago en su término municipal, poniendo como excusa vergonzosa la falta de recursos, cuando municipios  más pequeños cuentan,  desde hace años,   con este instrumento de ordenación y protección.

-Por su parte, el Ejecutivo  local que preside Antonio Silván,  no responde a los escritos remitidos por esta Plataforma.  En el último,   se pedía el arreglo (sin  cemento)  de los socavones de la Plaza del Grano, con la doble finalidad de evitar posibles caídas e impedir el deterioro del empedrado  tras los actos  multitudinarios del Jueves Santo. Además, la Plataforma acusa a los responsables municipales, políticos y técnicos, de engañar y manipular a la opinión pública. Estas acusaciones se han fundamentado en una relación cronológica de hechos constatados, que han sucedido durante el último año.

Recordamos que las obras comenzaron el día 6 de febrero con la irrupción de maquinaria pesada: camiones y excavadoras circulando por la Plaza del Grano que  hundieron el empedrado dejando la huella de profundas rodadas y ocasionando grave deterioro, lo que provocó una más que justificada alarma social. Es necesario enfatizar que el tráfico de vehículos a motor es una  de las prácticas expresamente prohibidas en las instrucciones de ICOMOS al Ayuntamiento de León.

Se han unido a la queja documentos probatorios y de adhesión a la plataforma, así como fotografías de vehículos de gran tonelaje en la plaza el día del inicio de las obras;  de los daños provocados; y de la colocación del nuevo pavimento en la calle Capilla,  unos 10-15cm por encima  del empedrado tradicional,  en su encuentro con la Plaza del Grano.  Al mismo nivel, se colocarán  losas similares  que  formarán las  aceras previstas en la fase 2 del proyecto del Sr. Cañas.  Esta imagen muestra como la construcción de dichas aceras es incompatible con la preservación del empedrado.

En conclusión, la Plataforma  ha presentado su queja  en los siguientes términos:

1)    Contra el Ayuntamiento de León por falta de transparencia, manipulación  y  engaño a la sociedad leonesa para facilitar la aceptación del proyecto que promueve desde 2011.

2)    Contra el Ayuntamiento de León por dejación de funciones y abandono intencionado del deber de conservación de los bienes del patrimonio colectivo y del  patrimonio cultural en la Plaza del Grano,  con la intención de forzar la ruina del empedrado y  justificar la  remodelación de la plaza imponiendo hechos  consumados.

3)    Contra el Ayuntamiento de León y la Junta de CyL por  expolio de un bien de interés cultural,  la Plaza del Grano,  que sigue sin protección legal específica como BIC,  debido a la desidia de estas mismas administraciones. Ayuntamiento y Junta  tienen la intención de alterar y permitir la alteración irreversible de un bien afectado por la declaración de Patrimonio Universal que, además,  constituye  un “unicum” del Camino de Santiago, por lo que debería gozar del  máximo nivel de protección que la legislación de patrimonio y las recomendaciones internacionales otorgan;  y que, a pesar de todo ello,  ha sufrido ya la agresión de las obras iniciadas el pasado 6 de febrero.

Ante la amenaza de destrucción  que suponen las obras en las calles Capilla y Mercado, esperan un rápido pronunciamiento del Procurador del Común.

Impactos: 8