Cruz Roja constata las barreras a las que se enfrentan las personas mayores de 45 años a la hora de encontrar un empleo.

El Plan de Empleo de Cruz Roja Española, que atendió el pasado año a más de 24.500 personas mayores de 45 años, desarrolla diferentes iniciativas para apoyar y reforzar las capacidades de este colectivo a través de la orientación laboral, la activación para el empleo o la formación con prácticas laborales en empresas que les permitan volver a trabajar en las mejores condiciones, teniendo en cuenta que se enfrentan a un mercado laboral donde la edad, la brecha digital o los prejuicios se ponen por delante de la experiencia, la capacidad de adaptación o las ganas de trabajar.

En 2016 el Plan de Empleo de Cruz Roja Española en León contó con la participación de 562 personas de las cuales se insertaron un total de 221 participantes.

“Cuando buscas empleo con más de 45 años, tienes toda la experiencia, pero necesitas que confíen en ti. En Cruz Roja apoyamos a las personas con orientación y formación, pero les damos algo más importante: confianza para que vuelvan a creer en sí mismas”, señala Maika Sánchez, responsable del Plan de Empleo de Cruz Roja Española.

En 2016 más de 3.300 personas desempleadas mayores de 45 años han participado en el proyecto +45 de apoyo al empleo dirigido específicamente a este colectivo, que incluye acciones de orientación laboral, activación y recualificación, logrando que un 38% hayan encontrado empleo de la mano de la organización.

Cruz Roja Española en León ha lanzado por segundo año consecutivo el Proyecto Apoyo al Empleo con Mayores de 45 años con el apoyo del Fondo Social Europeo y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, cofinanciada por la Junta de Castilla y León y la Gerencia de Servicios Sociales.

Los/as participantes del Proyecto Apoyo al Empleo +45 en León asisten a acciones de orientación laboral para reducir las barreras y los elementos de discriminación con los que se encuentran por motivos de edad. En este proyecto, también, se realizan cursos de capacitación profesional en el sector de comercio con prácticas no laborales en empresas que les permiten adquirir las competencias técnico-profesionales para el desempeño de las ocupaciones y conseguir un mayor potencial de inserción laboral favoreciendo la igualdad de trato y rompiendo estereotipos y prejuicios.

El trabajo de itinerario realizado con las personas participantes les ha permitido un acercamiento al mercado laboral siendo el resultado del mismo un 50% de inserción laboral de los/las participantes.

Impactos: 37