El Real Madrid llega casi al completo al encuentro con Osasuna en el Sadar. Solamente Kroos, por acumulación de amarillas, y Bale, todavía al margen, son bajas seguras para Zinedine Zidane. Esto le llevará al técnico francés a tener que realizar tres descartes.

 

Los de Pamplona todavía no han ganado ningún partido de local a pesar del poder tradicional que tiene la grada de El Sadar. Tan solo poseen una victoria en su casillero y fue en Ipurúa. 

 

A pesar de esto, Zizou no quiere ninguna confianza y no se fía del rival:

Estado del equipo: “Llegamos bien. Hemos tenido tiempo para trabajar. El Sadar es un campo muy complicado. No me gustan estos partidos del primero contra el último. Es todavía más difícil así y sabemos lo que nos espera mañana”

Bale: “Está muy bien, trabajando ya en el campo. Esperemos que para antes de la vuelta ante el Nápoles esté”

Isco: “El club lo decidirá. Es un jugador fundamental y me gusta mucho personalmente”

Sede Final de Copa: “Si el presidente dice que hay obras, es que hay obras”

Recuerdos como jugador en El Sadar: “Siempre era una visita incómoda y no va a cambiar”

 

Juan Lorenzana Prieto @juanlp91

Fotografías: Juan Lorenzana Prieto @juanlp91

Impactos: 9