La Policía Local de León precinta  un club de fumadores situado en la Avenida de Mariano Andrés tras comprobar que las personas que allí accedían podían consumir bebidas alcohólicas y tabaco en hojas y picado.

Tras la inspección llevada a cabo el titular del establecimiento presenta facturas de la compra de hojas de tabaco destinado a uso agrícola como repelente natural contra la oruga, la mosca blanca, el pulgón y otras plagas, no siendo apto para el consumo humano y comprado a través de  internet.

Se encontraron en local, además de una báscula y una trituradora de hoja, 3 sacas de hoja de tabaco sin ningún tipo de etiquetado, 6 sacos de tabaco picado listo para el consumo carentes de timbrado o etiquetado, 1080 cigarrillos sin empaquetar listos para el consumo y una caja con tabaco recién llegado por agencia desde su lugar de origen, superando los 50 kilos el peso total del material incautado.

Como consecuencia de la actuación también se identificó a la persona que liaba los cigarrillos que más tarde se consumían en el lugar.

El precinto del local es consecuencia no solo del consumo de sustancias nocivas para la salud, sino de la falta de garantías sanitarias por el estado en el que se encontraba y la falta de extintores y otras medidas de seguridad. 

Se tramitan al Juzgado diligencias por un posible delito contra la salud pública.

Impactos: 85