Ahora que nos acercamos a la aprobación del presupuesto de 2017 es el momento de reivindicar un giro de 180º a la gestión municipal, sobre todo visto el fraude perpetrado por el PP hace un año, que solo pactó con quienes apoyaron las cuentas actualmente vigentes.

El presupuesto participativo es el pilar sobre el que se sustenta cualquier modelo de participación ciudadana, sustituyendo la imposición de decisiones improvisadas y caprichos de partido por un debate sereno sobre las necesidades reales de la ciudad. Ahora es el momento para que cada vecino y vecina conozca, participe y decida sobre las cuentas municipales. Ya está bien de publicidad engañosa, medias verdades  y opacidad.

IA pretende algo tan difícil como devolver a sus vecinos y sus vecinas algo que les ha sido hurtado en las últimas décadas, su Ayuntamiento, y ponerlo a su servicio sin necesidad de hacer inversiones exageradas y con la sencillez de marcar por primera vez unas prioridades claras y desarrollar un modelo de ciudad conocido por todo el mundo. Defendemos que ni el ladrillo, ni ALSA, ni el Banco de Santander, ni Aquagest, ni Bankia impongan nada que vaya en contra de los intereses  de la ciudad sus vecinos y vecinas.

Proponemos redactar un nuevo Reglamento de Participación ciudadana que sustituya al vigente en León. Permitiendo la participación de los vecinos y vecinas en los plenos. Un pleno anual monográfico sobre el Estado de la ciudad se complementará con otro dedicado específicamente a las intervenciones de los ciudadanos y ciudadanas de León. Los plenos ordinarios darán la posibilidad de incluir en el orden del día cuestiones defendidas por colectivos y particulares, que después serán debatidas por los concejales.

IA defiende dar un conocimiento exacto del Estado del Ayuntamiento dando la máxima capacidad de control social sobre sus decisiones, mediante la creación y ampliación de las competencias de los consejos consultivos actuales. Modificando su composición y ampliando las competencias de las organizaciones sociales. 

En cuanto al desarrollo del PRESUPUESTO PARTICIPATIVO en León; tomando como referencia el Concejo Abierto tradicional de León, se celebrarán Asambleas ciudadanas de barrio donde se debatirán los proyectos que deben incluirse en el presupuesto municipal. Se votarán y elegirán  a las personas que representarán a este barrio en la Comisión de Seguimiento. Dicha comisión asegurará el cumplimiento de las decisiones vecinales y emitirá el informe que servirá para iniciar el proceso de elaboración del siguiente presupuesto.

La Comisión de Seguimiento del Presupuesto Participativo permitirá un debate integral sobre las políticas del consistorio, su seguimiento y, por tanto, dotará a León de una gestión verdaderamente transparente.

Impactos: 84