Esta mañana, los grupos políticos León Despierta y León en Común han aprovechado la celebración del pleno municipal para entregar al Alcalde de León, Antonio Silván, un ejemplar del proyecto de hacendera que, redactado por técnicos en restauración monumental, arquitectos e historiadores del arte, serviría para tapar los baches de la plaza, sin coste para el Ayuntamiento, frenando el deterioro del empedrado antes de la llegada del invierno.

Efectivamente, el empedrado de la plaza del Grano acabará siendo irreconocible y perderá su valor patrimonial si no se acometen con carácter de urgencia obras de mantenimiento.

El Ayuntamiento ha estado permitiendo durante años que la destrucción progrese cuando la más elemental medida de mantenimiento, consistente en la simple reposición de las piedras, hubiera sido suficiente para conservar el empedrado. Esta actitud contrasta con la labor de mantenimiento del resto de las calles y plazas de la ciudad. Nos preguntamos ¿serian permisibles los socavones de más de 15 cm de profundidad que tiene la Plaza del Grano en alguna otra plaza de la ciudad?.

El Ayuntamiento ha reconocido que no cuenta con subvención para ejecutar las fases 1 y 2 del proyecto que promueve desde hace cinco años. Por lo tanto, si estas obras se llevan a cabo, será quitando dinero público de otras partidas, seguramente más necesarias. Sin embargo, la hacendera permitirá abordar los trabajos más urgentes sin gasto de dinero público y con garantías de éxito, ya que las obras las dirigirían de manera altruista los hermanos Seoane, expertos en restauración monumental que rehabilitaron la plaza en 1989.

La plaza del Grano es única en Europa por su empedrado. A pesar de ello, y de su enorme potencial turístico, inexplicablemente el ejecutivo local está empeñado en hacerla desaparecer tal como la conocemos.

Pedimos al Alcalde, en su condición de máximo responsable de la tutela y salvaguarda del patrimonio de la ciudad, que facilite la conservación de la plaza del Grano y su mantenimiento integral. Pedimos que autorice la hacendera y apueste por actuaciones más conservacionistas que permitan que este enclave, símbolo de la identidad leonesa,  siga manteniendo su característica fisonomía. 

En esta ciudad ya se han cometido demasiadas tropelías contra el patrimonio primando los intereses empresariales de unas pocas empresas constructoras frente a los intereses históricos y culturales de la ciudadanía.

Impactos: 45