León aumentó los viajeros con Madrid un 53%, mientras que la relación Palencia – Madrid creció un 30%. Las relaciones intermedias de León con Valladolid y con Palencia mejoraron la movilidad un 98% y un 112% respectivamente. Gijón, Oviedo y Santander elevan su demanda con Madrid

Renfe transportó casi 3,8 millones de viajeros por la línea de Alta Velocidad Madrid-Palencia-León en su primer año de funcionamiento. Esta cifra, que incluye a los trenes con destino a Asturias y Cantabria, así como el servicio Avant de la línea Madrid-Segovia-Valladolid, representa un incremento del 14% respecto a las cifras registradas durante el mismo periodo del año anterior.

Renfe puso en marcha hace un año un ambicioso plan de servicios por la línea de Alta Velocidad Madrid-Palencia-León, estrenada el 30 de septiembre de 2015, lo que permitió que ciudades como León y Palencia rebajaran notablemente los tiempos de viaje con Madrid y dispusieran de un importante número de frecuencias.

La relación León-Madrid (en ambos sentidos) ha sumado más de 467.000 viajeros en los primeros doce meses de servicio, lo que significa un incremento del 53% respecto al mismo periodo del año anterior.

Por su parte, la conexión Palencia-Madrid, ha experimentado una subida del 30%, al pasar de 159.000 viajeros a más de 207.000.

Valladolid-León también ha experimentado una fuerte subida (98%), con un volumen de 47.000 viajeros frente a los 23.749 del periodo anterior.

Otras relaciones que unen Valladolid con Santander y con Asturias han tenido incrementos de demanda y se han beneficiado de las prestaciones que ofrece la línea de Alta Velocidad

La mejora que trajo consigo la llegada de la línea de Alta Velocidad a León, también benefició a los trenes que tienen su origen o destino en Asturias y Cantabria. En concreto, los viajeros entre Madrid y Oviedo han aumentado un 16 % (pasaron de 206.600a 240.500), entre Madrid y Gijón el incremento fue similar del 16 % (de 125.600 a 145.800 viajeros), mientras que entre Madrid y Santander el número de clientes se incrementó un 7 %, pasando de 200.700 a 215.800. Cabe reseñar que esta relación se ha visto afectada por los transbordos entre Palencia y Santander entre los días 7 y 22 de agosto, a causa de las obras del viaducto de Alar del Rey.

Durante este año, la nueva línea de Alta Velocidad a León ha fomentado nuevos destinos turísticos y culturales, se ha aumentado el público objetivo a todos los niveles, se han facilitado las actividades profesionales y empresariales (ferias, congresos o exposiciones) y en general se han incrementado las oportunidades de movilidad, aprovechando conexiones y enlaces entre los trenes Alvia, AVE, Avant y Media Distancia.

Renfe ha mantenido su política de precios dinámicos, ofreciendo a los viajeros una oferta de plazas promocionales con descuentos que van del 30% al 70%, así como otro tipo de tarifas como Tarjeta Dorada o Carnet Joven. Cerca de un 45% de clientes se han beneficiado de estos descuentos.

Cabe destacar que en la relación Madrid-León un 7% de los viajeros han sido empresas y grupos profesionales los que han utilizado el tren para sus desplazamientos por motivos profesionales.

Impactos: 51