incendio helicoptero

Tres aviones anfibios Canadair de gran capacidad luchan contra las llamas del incendio declarado en A Fonsagrada (Lugo). El Ministerio mantiene dos aviones de carga en tierra y una BRIF en el incendio de Oímbra (Ourense). Otros medios aéreos y terrestren luchan también contra el fuego en las localidades de Begaña (Asturias) y Benuza (León).

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha desplegado hoy un importante número de medios aéreos y terrestres para colaborar con las Comunidades Autónomas de Galicia, Asturias y Castilla y León en la extinción de cuatro incendios forestales.

Para luchar contra el fuego declarado en A Fonsagrada (Lugo), el Ministerio de Agricultura ha desplazado tres aviones anfibios Canadair, de 5.500 litros de capacidad de descarga, que han salido de sus bases en Labacolla (A Coruña) y Matacán (Salamanca).

Además, dos aviones de carga en tierra Airtractor, de 3.100 litros de capacidad, de la base de Xinzo de Limia, trabajan para sofocar las llamas del fuego que tiene lugar en la localidad de Oímbra (Ourense). En este incendio también se encuentra una brigada de refuerzo en incendios forestales (BRIF), con sus dos helicópteros de transporte y extinción, con una capacidad externa de 1.200 litros.

Por otra parte, el Ministerio colabora con el Principado de Asturias en la extinción del incendio declarado en Begaña. Allí se encuentra un helicóptero bombardero tipo Kamov, con helibalde de 4.500 litros, de la base de Ibias (Asturias), además de dos BRIF de las bases de Tineo (Asturias) y Lubia (Soria).

Y para colaborar en la extinción del fuego iniciado en la localidad leonesa de Benuza, el Ministerio ha enviado un avión anfibio Fire Boss, desde la base de Rosinos (Zamora) y una BRIF de la base de Tabuyo del Monte (León).

Impactos: 53