Gancedo dejó sin pagar más de 30.000 euros en placas cuándo gobernó. Otra muestra más de irresponsabilidad, incoherencia e incapacidad para gobernar. Lejos de aprender la lección, el PSOE sigue la senda del derroche y del impago.

El Partido Popular de San Andrés del Rabanedo se pregunta si la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo, María Eugenia Gancedo, piensa pagar a las empresas suministradoras de las placas que conmemoran los nacimientos de los niños y que la regidora socialista ha anunciado que colocarán en los parques del municipio a partir del mes de junio. El Partido Popular recuerda que suprimió esta iniciativa “no por capricho” sino porque cuando llegó al gobierno en el 2011 se encontró con cientos de demandas judiciales por impago y una deuda de 78 millones de euros que había dejado la hoy alcaldesa. “Cualquier persona puede entender que con ese agujero hay que rescindir todo tipo de gastos y eso fue lo que hicimos”, remarcan los populares que añaden que entre esos procedimientos judiciales se encontraban las empresas que habían realizado dichas placas que no cobraban desde el año 2008, con grandes dificultades para subsistir dado que se trata de pequeñas y medianas empresas del municipio. De hecho, a alguna de ellas la deuda ascendía a 30.000 euros. Deuda que cobraron gracias al Plan de Ajuste del que tanto “protesta” la alcaldesa. “Si hubiera pagado todo lo que gastaba no habría habido Plan de Ajuste”, remarca el PP que añade que lo único que hizo fue continuar con el mandato de su predecesor quien aplicaba la máxima de “hagamos lo que debamos aunque debamos lo que hagamos”. Y así estamos ahora, resalta el PP.

A su juicio, las placas de los nacimiento “son otra muestra más de gastos superfluos y de cara a la galería, gastos innecesarios, fruto de la incoherencia, de la irresponsabilidad  y de la incapacidad para gobernar de Gancedo que mientras se hará esta foto, varias familias del municipio están a la espera de que se apruebe y paguen las ayudas de emergencia social que el PP triplicó.

Los populares critican la “inconsciencia” de la alcaldesa que parece no haber aprendido nada de la situación de quiebra en la que dejó el Ayuntamiento, “quizá porque  a ella no le ha afectado la crisis”. De hecho “sigue gastando sin sentido y sigue sin pagar  a los proveedores como demuestran las demandas que las empresas suministradoras de servicios han interpuesto en los tribunales”.

Y mientras la alcaldesa anuncia que en el mes de junio se hará ”otra foto amable” con los papas y los niños en los parques del municipio, los solicitantes de las ayudas de emergencia no cobran, los parques y jardines están más descuidados que nunca al igual que las calles, sólo atienden las reclamaciones que ven por las redes sociales, la alcaldesa tiene paralizado el municipio desde el mes de enero, las calles están llenas de baches, la limpieza brilla por su ausencia y, en definitiva, la dejadez es absoluta.

Impactos: 8