hermida retrato

El cuadro ha sido instalado en la Sala de Juntas del Pabellón de Gobierno, en un acto que ha contado con la presencia del anterior rector.

Un sencillo acto ha servido para inaugurar el cuadro con el retrato de José Ángel Hermida Alonso, anterior rector de la Universidad de León (ULE), que hoy ha sido instalado en la Sala de Juntas del edificio de rectorado, lugar que acoge habitualmente las reuniones del Consejo de Gobierno de la institución académica.

El cuadro, obra del pintor Seve Trapiello, se ha incorporado a la galería de retratos de las personas que han ocupado el puesto de máxima responsabilidad de la ULE en los 37 años transcurridos desde su constitución oficial, al amparo de la Ley 29/1979 aprobada por las Cortes Generales, y que está integrada por un total de siete cuadros con las figuras del Presidente de la Comisión gestora José Luis Sotillos Ramos (1980-1982), y de seis de los siete rectores que desde entonces ha tenido la ULE (falta aún el de García Marín). Se trata de los siguientes: Andrés Suárez y Suárez (1982-1984), Miguel Cordero del Campillo (1984-1986), Juan Manuel Nieto Nafría (1986-1990), Julio César Santoyo Mediavilla (1990-2000), Ángel Penas Merino (2000-2008) y José Ángel Hermida (2008-2016).

La idea de plasmar en un retrato a los rectores de la ULE, (tal y como se hace en diferentes instituciones como el Senado, o el Ayuntamiento y la Diputación de León con sus máximos representantes), fue una iniciativa propuesta en su día por el catedrático de historia Manuel Valdés Fernández. El primero de los cuadros, el de José Luis Sotillo, fue pintado por Goyo Pérez. El de Julio Santoyo fue obra del vitoriano Javier Ortiz de Guinea. El hoy descubierto lleva la firma de Seve Trapiello, y los otros cuatro fueron llevados a cabo por el artista leonés Modesto Llamas Gil.

UN ÓLEO FIRMADO POR SEVE TRAPIELLO

En la presentación del acto, Juan Francisco García Marín ha brindado homenaje a su predecesor, “todos los cargos suponen una carga personal de mucho trabajo, que se realiza voluntariamente en beneficio de la universidad, -afirmó-, y creo que es algo que hay que agradecer”. El actual Rector ha comentado que ha sido muy agradable conocer personalmente al pintor. “conozco tus cuadros desde hace tiempo, -le ha dicho-, sobre la catedral y diversos rincones y edificios de la ciudad, y siempre me han gustado mucho tus paisajes otoñales, no solo por el colorido, sino también por la luz que sabes captar”.

Seve Trapiello se ha mostrado muy satisfecho por haber sido elegido para pintar el retrato, y ha comentado que en su óleo hay un montón de simbología, que ha atendido a los deseos de Hermida, que quiso que figurasen referencias a las culturas de Grecia, Roma y Egipto.

En ese punto ha intervenido el protagonista del homenaje, José Ángel Hermida, que ha tenido unas palabras de agradecimiento para sus familiares y los numerosos compañeros y amigos que han querido estar hoy presentes en la Sala de Juntas para asistir al descubrimiento de su retrato.

Haciendo gala de buen humor, Hermida ha dicho que se sentía “muy honrado, y también aliviado por el hecho de que lo que se cuelgue sea el cuadro y no a mí”. El ex rector ha explicado que en la obra hay varios símbolos que podrán ser interpretados también en el día de mañana y que responden a su condición de matemático, como la pirámide que evoca a Egipto, y cuyo color verde tiene que ver con el institucional de la ULE. También se aprecia una esfera que quiere representar los cambios que generó la revolución industrial en el ámbito de la ciencia y la tecnología, y se vislumbran unas construcciones clásicas que recuerdan las grandes culturas en las que se ha asentado nuestra civilización.

Impactos: 27