rossi y marc

Su relación era inexistente desde el polémico GP de Malasia del año pasado. “Amigos no sé si seremos, pero al menos tendremos una relación cordial, un respeto”, dijo Márquez.

Valentino Rossi gana en Montmeló y Marc Márquez arrebata el liderato a un Lorenzo que acabó por los suelos.

La imagen más esperada desde el pasado GP de Malasia de 2015, en el que la buena relación que tenían Marc Márquez y Valentino Rossi acabó tras el incidente que ambos vivieron en carrera, llegó este domingo en Barcelona.

Valentino Rossi acababa de ganar el GP de Catalunya, un gran premio muy especial porque en la mente de todos estaba la muerte de Luis Salom, tras haber peleado con Márquez el primer puesto en el podio.

Ambos estaban saludando a los miembros de sus equipos cuando Rossi, sin quitarse el casco, se acercó a Márquez y le estrechó la mano, correspondiéndole un sonriente Márquez.

“Espero que con el tiempo se vaya normalizando la situación y la relación, al menos tener una relación cordial y de respeto. Nos hemos saludado, nos hemos dado la mano y esto va a cambiar la relación. No habrá esa tensión que era incómoda para todo el paddock”, declaró después Márquez ante los medios de comunicación tras la prueba.

“Amigos no sé si seremos, pero al menos tendremos una relación cordial, un respeto. Cuando salimos a pista todos los pilotos corremos riesgos y lo más importante es que se ha vivido un fin de semana de puro motociclismo, donde la afición animaba porque respeta lo que nos jugamos”, explicó.

“Ha sido un fin de semana muy triste para MotoGP, muy difícil. Todos corrimos para Luis, en las gradas la afición animaba a todos los pilotos, con pleno respeto. En pista tomamos muchos riesgos, y para mí es importante haber podido estrechar la mano con Valentino, estoy contento por ello”, concluyó.

Rossi, conciliador

Preguntado en rueda de prensa por si la relación con Marc Márquez ha mejorado respecto al incidente del año pasado en Malasia, pues desde entonces la relación era nula entre ambos, sin hablarse siquiera, Rossi respondió: “Eh, sí”. A lo que Márquez dijo: “OK”, acompañándolo con una palmada en el hombro.

En este sentido, reconoció que emprender una relación cordial es mejor para todos, también para él y su lucha por el Mundial. “Esta noche pensé que necesitamos estar callados y relax. Es un gran deporte, nuestra pasión, pero también es peligroso. Un comportamiento normal y un buen ‘feeling’ con todos los pilotos es mejor para estar más cómodo y concentrado”, manifestó.

“La situación con Lorenzo es algo diferente. Al inicio del Mundial no pensaba en tener mucha más relación con él, no hablar con él, no decir ‘ciao’. Desde que volví a Yamaha, siempre he sido yo quien iba a hablar con Lorenzo, a decirle hola, este año decidí esperar a que fuera él quien viniera a mí”, comentó el italiano de su relación con su compañero Jorge Lorenzo.

www.20minutos.es

Impactos: 21