ordenacion territorio 1

En la sesión plenaria de control al ejecutivo, que tendrá lugar ésta tarde, en el hemiciclo autonómico, el Procurador de UPL preguntará al Presidente de la Junta sobre el grado de cumplimiento de las expectativas que tenía sobre el desarrollo de la ordenación territorial.

Luis Mariano Santos Reyero recordará a Juan Vicente Herrera que se trata de una Ley aprobada en 2013 por el PP y el PSOE, y que contó con la clara y rotunda oposición del UPL e IU. “Hoy, tres años después, seguimos en la lucha sin grandes avances más allá de haber establecido un mapa de unidades básicas, cuya principal valía es reproducir el mapa de las antiguas zonas de salud.”

Recordará al Presidente que uno de los principales objetivos de la Ley de Ordenación era el de racionalizar y simplificar el conglomerado administrativo. En éstos momentos sabemos que los diferentes niveles administrativos pueden aumentarse. Esto se desprende de manifestaciones tales como que “no hace falta eliminar mancomunidades” para crear otras que ustedes llaman de interés general.

Santos hará referencia al titular que hace unos días acaparaba la prensa donde Herrera afirmaba que no había segundas intenciones en la ordenación del territorio, y establecía un símil con las cajas de ahorro, donde la experiencia ha demostrado la perdida de músculo financiero y la destrucción de empleo en las mismas, criticando lo desafortunado del paralelismo.

Hará mención expresa a la respuesta negativa de las Diputaciones Provinciales, casi todas del mismo color político, haciendo especial referencia a la de León, que ni siquiera ha votado el mapa de unidades básicas, criticando las declaraciones de Rosa Valdeón donde menospreciaba claramente las aportaciones de las citadas Diputaciones, tachándolas de no vinculantes.

Santos preguntará en su intervención, (incluso sin entrar en la delgada línea identitaria de algunas unidades básicas que cambian de provincia  con facilidad pasmosa o cambian su denominación histórica) si tienen previsto suprimir Centros Rurales agrupados  para hacerlos coincidir con las UBOST, incluso si van a hacer llegar determinados servicios a las mismas unidades básicas. Y es que, desde su punto de vista, se tendrán  que saltar los límites infranqueables de las UBOST porque la Junta no llegará a dar esos servicios.

Recordará al Presidente que cuando aprobaron la ley no establecieron ningún mecanismo para salvaguardar a las Juntas Vecinales y, con el desarrollo normativo “veremos cómo se cederán competencias, de los municipios a las mancomunidades, que antes tenían las Juntas vecinales, despojándolas hasta dejarlas vacías de competencias para, en el futuro, justificar su posible desaparición.”

Santos resumirá al final de su intervención lo que supone el desarrollo de ésta ley, en concreto: más niveles administrativos, no simplificar sino complicar, dañar las sensibilidades identitarias, atentar contra servicios básicos, atentar contra la autonomía municipal, total desamparo para las Juntas Vecinales, saltar por encima de los verdaderos problemas como el mantenimiento de los secretarios en los pequeños ayuntamientos, no tener claro el ámbito competencial y, para rematar, sin poder hablar de financiación.

Impactos: 9