La entrega se celebró el pasado viernes con la presencia de Pepe Tabernero, que a continuación recibió un homenaje sorpresa brindado por las agrupaciones culturales

La reconocida artista internacional Pilar Cossío se desplazó la semana pasada a León desde su residencia en París para participar en la inauguración de la escultura-instalación titulada ‘Poema de Sal. Memoria’, una obra dedicada a la ciudad de León, realizada con sal, cristal y piedra de Boñar, que ha donado a la Universidad de León (ULE), y que ha sido instalada en uno de los jardines interiores del ‘Edificio XXV Aniversario’, que se encuentra junto a la Casa del Estudiante y el Ateneo Cultural.

El acto fue presidido por el Rector dela ULE, Juan Francisco García Marín, y contó con la presencia, además de la artista, del Vicerrector de Responsabilidad Social, Cultura y Deportes (Isidoro Martínez Martín), el Director del Área de Cultura (César Ordóñez Pascua) y el Técnico de Programación Cultural (Miguel Ángel Barreales) que acudió acompañado de su predecesor, José Luis ‘Pepe’ Tabernero, a quien se sorprendió después con un bonito acto de homenaje que le fue brindado por las agrupaciones culturales de la ULE.

Juan Francisco García Marín expresó en nombre de la comunidad universitaria todo el agradecimiento por lo que constituye “una generosa donación que incrementa el patrimonio artístico de la institución académica”, y comentó que Pilar siempre encontrará las puertas abiertas de la Universidad de León.

UNA OBRA VINCULADA CON LA HISTORIA DE LEÓN

Pilar Cossío tomo la palabra a continuación y explicó que ‘Poema de Sal. Memoria’ nació en noviembre de 2021, durante su penúltima estancia en León, cuando preparaba la exposición ‘Illuminations, Claritate Siderum’. “La obra, que vincula una parte de la historia de León a mi poética, -comentó la artista-, es un pequeño homenaje a la ciudad que durante años ha sabido acoger mi trabajo, siempre a través del Área de Actividades Culturales de la Universidad de León. Y la vincula porque la obra que yo encontré en el museo de San Isidoro era una replicar de una instalación que yo había realizado en la Abadía de Spineto. Sarteano, Siena, en 2001”.

Sobre su relación con la ULE, Cossío dijo que es “un encuentro fértil, apoyado por José Luis Tabernero sin cuya sensibilidad, complicidad y empatía esta obra no hubiera sido posible. A él quiero darle las gracias. Muchas gracias además al Rectorado, y a todos y cada uno de los miembros del equipo de Actividades Culturales, por el gran trabajo realizado, y a Ricardo … que puso a disposición su conocimiento y experiencia. Gracias”.

La artista finalizó su intervención afirmando que “una vez más, la esencia del lugar y el pensamiento del artista, caminan al unísono. El azar y las misteriosas alianzas del Arte, han tenido la última palabra. Y ahora un sutil hilo de oro nos une”.

HOMENAJE ‘SORPRESA’ A PEPE TABERNERO

La ceremonia de recepción de la obra donada por Pilar Cossío finalizó con unas palabras de Pepe Tabernero, que agradeció a la artista su sensibilidad y recordó la larga y fructífera relación de colaboración que ha mantenido con la Universidad de León.

A continuación tuvo lugar en el Teatro El Albéitar un ‘homenaje sorpresa’ que se brindó al que hasta hace unos meses fue el encargado dela puesta en marcha del Área de Actividades Culturales de la ULE y del diseño de la programación durante 32 años, José Luis ‘Pepe’ Tabernero, que había llegado a León para asistir al acto de donación de la escultura de Pilar Cossío, y fue sorprendido con una función conjunta de las agrupaciones culturales de la ULE, (Aula de Artes del Cuerpo, Teatro El Mayal y Juventudes Musicales), que se unieron para poner en escena titulada ‘On joue comme ça’ (‘Jugamos así’) a modo de homenaje y reconocimiento.

Al término de la función un emocionado Pepe Tabernero recogió de manos del Rector varios obsequios y dirigió unas palabras a todos los presentes en las que puso énfasis en la importancia que para él tuvo siempre ofrecer una propuesta alternativa dirigida a la comunidad universitaria y abierta también a toda la sociedad, complementaria a la oferta existente en León, en la que hubiera lugar para todo tipo de expresiones e inquietudes culturales, y que aunque fuera de carácter universal, tuviera también espacio para la expresión de los creadores más cercanos.

Tabernero insistió en lo importante que es la función de la universidad, en tanto que institución pública, agradeció todos los presentes su apoyo a lo largo de todos los años, y prometió retornar de visita con frecuencia.

Impactos: 18