Este 12 de agosto, día Internacional de la Juventud, desde el Consejo de la Juventud de Castilla y León reivindicamos políticas de juventud que palien los problemas estructurales que vivimos generación tras generación y que se han agudizado tras la pandemia generada por la covid-19. ¡Queremos dejar de ser personas jóvenes precarias!

Las personas jóvenes de Castilla y León entramos en la pandemia sin habernos recuperado de las consecuencias negativas de la anterior crisis económica y vamos a comenzar la recuperación post pandemia con las peores cifras socioeconómicas para el colectivo en todo el siglo XXI. Desde el comienzo de la pandemia generada por la Covid-19, los derechos del colectivo juvenil han sido vulnerados, aumentando aún más la precarización de este colectivo, así como la criminalización del mismo. En una Comunidad Autónoma
donde hay jóvenes sin empleos o con empleos precarios y estacionales, no pueden tener proyectos de vida autónoma, llevando con ello al éxodo de talentos.

Como consecuencia, solo un 14,7% de jóvenes, en el primer semestre de 2021, se pudieron emancipar. Así mismo, el 18,9% de personas jóvenes está en situación de pobreza, según datos del Observatorio de Emancipación. La calidad del empleo, las dificultades de acceso a la vivienda y la pobreza creciente, se han visto agudizados por la pandemia de la Covid-19. Además, toda esta situación de precariedad está afectando a nuestra salud mental, hasta convertirse el suicidio en la primera causa
de muerte entre las personas jóvenes.

Las personas jóvenes de Castilla y León, como promotoras del cambio, nos organizamos para reivindicar nuestros derechos a través del Consejo de la Juventud de Castilla y León, canalizando desde éste todas las propuestas de la juventud y de las entidades juveniles de la comunidad, las cuales son trasladadas a administraciones públicas, agentes sociales y medios de comunicación.

Desde el Consejo de la Juventud de Castilla y León, han indicado que este 2022 es el Año Europeo de la Juventud, cuyo objetivo es situar a las personas jóvenes en el centro de todas las políticas públicas.

Impactos: 51