2.800 bollos preñaos se han repartido con prieto picudo en una multitudinaria jornada en la que Vicente Rodríguez Fernández ha sido nombrado paisano de honor

Valencia de Don Juan ha sido hoy más asturiana que cualquier otro día del año, si cabe, ya que de manera multitudinaria se volvió a celebrar el Día de Asturias, la fiesta conocida popularmente como la del ‘bollo preñao’.

La misma arrancó en el Jardín de los Patos, a las 11:00 horas, con la venta de los 2.800 bollos que se acompañaron de vino prieto picudo para todos los asistentes que durante la mañana pudieron exaltar las tradiciones de ambas tierras hermanas.

Econcurrido pasacalles fue protagonizado por la Banda de Gaitas la Reina del Truébano (Navía), el Grupo de Danzas Coyanza y la Banda de Música de Valencia de Don Juan, que acompañaron a la corporación municipal en el nombramiento del paisano de honor 2022 precediendo la misma con actuaciones que se prolongaron posteriormente.

Vicente Rodríguez Fernández, paisano de honor 2022

Siguiendo la tradición, a las 13:30 horas, anunciado por el alguacil municipal ataviado para la ocasión para ejercer de pregonero, Vicente Rodríguez Fernández fue nombrado Paisano de Honor 2022, recibiendo la distinción de su predecesor, Rubén Negral Álvarez, el último que fue nombrado en 2019, ya que en los dos últimos años la pandemia interrumpió esta fiesta. Vicente Rodríguez lleva ya más de 45 años visitando Valencia de Don Juan pasando en la actualidad más meses en la localidad leonesa que en Asturias, sintiéndose un coyantino más.

El alcalde de la localidad, Juan Pablo Regadera Rodríguez, destacó que “esta Valencia de la O sigue recibiendo año a año a tantos y tantos asturianos que, si ya no a secarse como antaño, eligen estas tierras del Sur de León para pasar sus vacaciones, unos días de descanso o simplemente disfrutar unas horas en nuestro complejo acuático y en nuestro pueblo”.

Regadera Rodríguez relató que “como en casa se sintió el presidente del Principado en su visita a Valencia de Don Juan el pasado mes de abril, con motivo de la jornada dedicada a los quesos de Asturias en el certamen Iberqueso. ‘Venir a León siempre es un placer por los vínculos, historia y tradiciones comunes; los asturianos en Valencia de Don Juan nos sentimos como en casa’ dijo textualmente”.

El regidor concluyó recordando que “venir a esta Valencia de Don Juan siempre abierta es disfrutarla, es vivirla y es aprender a quererla. Y como en casa también se siente este paisanu de San Roque, que comenzó como tantos mineros viniendo a secar a Valencia de Don Juan, donde terminó haciendo su segundo hogar, y donde pasa medio año, de la mano de su querida Margarita o jugando a la tarusa con buenos amigos. De ellos, a algunos el maldito virus se los llevó por delante (vaya desde aquí nuestro homenaje y recuerdo a todos los que se nos fueron)”.

La fiesta y la diversión continuaron por las calles de la localidad y en el Complejo Acuático y Polideportivo, donde, un día más, disfrutaron de la diversión sin límite que ofrecen unas instalaciones con miles de metros de de láminas acuáticas y que se convierte el destino ideal para miles de familias, muchas de ellas procedentes de al comunidad vecina y hermana Asturias.

Impactos: 30