La joven estudiante de Mercadotecnia que llegó a la Universidad de León desde el estado de Jalisco, ha vuelto de visita varios años después de realizar su erasmus.

En agosto de 2014 Damaris Dávalos, una joven mexicana de 23 años llegó a León desde San Juan de los Lagos, una de las ciudades del estado mexicano de Jalisco, en el marco del programa erasmus, y pasó siete meses completando sus estudios de mercadotecnia en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de León (ULE).

Su experiencia fue tan intensa y tan especial, pese a que cuando escogió León fueron muchos los que le dijeron que el clima y la gente eran ‘muy fríos’, que al marchar escribió un precioso texto titulado ‘Venir de intercambio a León fue lo peor que me pudo pasar’, en el que relataba cómo quedó cautivada por la ciudad y sus gentes.

El texto fue el discurso que leyó en febrero de 2015, en el acto de despedida que la Oficina de Relaciones Internacionales de la ULE organizó para los alumnos extranjeros que ese año habían participado en el programa. Gustó tanto lo que contaba Damaris, que se publicó en la web de la ULE, y varios medios de comunicación locales y nacionales se hicieron eco del ‘enamoramiento’ de la joven mexicana, que tan bien hablaba de León y de su universidad.

“Los leoneses son personas duras y siempre intentan parecer fuertes pero, aunque a veces lo nieguen, tienen un gran corazón. Estuve en otras ciudades de España y ninguna otra me marcó tanto como León”, decía en su discurso Damaris, que habló también del Barrio Húmedo, de las tapas, la cultura, los monumentos y tantas y tantas cosas que dejaron una profunda huella en la joven.

El texto concluía con una frase que hoy descubrimos que fue premonitoria: “Dicen que uno vuelve siempre donde fue feliz. Nos vemos pronto León, pues yo soy de León. Todos somos de León”, porque casi seis años después, Damaris ha retornado de visita a la ciudad que tanto le marcó, a la que dedicó unas bonitas palabras que se hicieron virales en las redes sociales.

PROFESORES Y COMPAÑEROS CON LOS QUE MANTIENE CONTACTO

Damaris cuenta que los recuerdos que tiene de la universidad son muy gratos “ahorita, –explica-, recorriendo las aulas no puedo quitar la sonrisa de mi cara al recordar mis primeros días aquí, cuando apenas entendía el castellano que me hablaban”. Fueron muchos los profesores que marcaron su estancia en la ULE, y la joven cita, entre otros, a Miguel Cervantes o David Abril, “que fueron muy pacientes y muy activos al aceptar las propuestas que formulaba con mi visión que traía del marketing desde México”.

En su viaje a España la estudiante mexicana ha tenido ocasión de reencontrarse con amistades que forjó en su estancia en la ULE. “Gracias a las redes sociales, que son una herramienta maravillosa que permite que continuemos en contacto, y que sigamos platicando con los compañeros de la universidad”.

El viaje ha sido la culminación del deseo de un grupo de amigas que, como Damaris, tuvieron ocasión de pasar una temporada en Europa en intercambios erasmus, algunas en España, otras en Italia y otros países. “Todos los años organizamos un viaje juntas, –comenta- y desde hace tiempo estábamos deseando volver a recorrer los lugares que conocimos hace años, y retornar a España”.

Damarís ha visitado la Universidad de León, se ha reunido con el Vicerrector de Internacionalización, Roberto Baelo Álvarez, y ha pasado un rato muy divertido charlando con Héctor Paredes Suárez y otros miembros de la Oficina de Relaciones Internacionales, recordando anécdotas de aquellos meses tan especiales de su erasmus en la ULE.

Retornar a León ha sido algo muy especial porque, como ella misma apunta, “soy una chica diferente a la que recorrió estas calles de León hace siete años, y el viaje me ha permitido, a mí y a mis amigas, reflexionar y reencontrarnos a nosotras mismas”.

UN DISCURSO QUE SE HIZO VIRAL

El discurso que pronunció Damaris en la ceremonia de despedida tuvo una enorme repercusión, no solo en España, con presencia en varios medios de comunicación, alguno de ámbito nacional, y también en las redes sociales, sino que en su propio país, México, llamó también la atención.

“En mi universidad me hicieron muchas preguntas, e incluso hicimos un vídeo contando mi experiencia para que los estudiantes que viven en Guanajuato se animasen a venir a España y León”. Explica Damaris que le llegaron muchísimos mensajes de quienes pensaban venir a la Universidad de León, y también de leoneses que habían leído su discurso y le agradecían sus bonitas palabras.

Tras la visita a León y a la ULE, Damaris y sus amigas continúan su viaje por España que, según explica, ha pasado por Sevilla, Madrid y concluirá en Barcelona. Marchan satisfechas porque, aunque León ha cambiado un poco, sigue siendo tan especial como el que conservan en sus recuerdos. Por eso Damaris no dice ‘adios’, sino ‘hasta pronto’, porque espera retornar y hacerlo además con más tiempo para recorrer las calles y lugares que fueron su paisaje cotidiano en los meses que fue ‘una estudiante erasmus’.

 

Impactos: 45