• El presidente de la Junta resalta que son estudios al servicio del futuro, con enseñanzas modernas, atractivas y de excelencia
  • La Comunidad es la única que ha mantenido la presencialidad durante todo el curso para este nivel, con más de 43.700 alumnos
  • El jefe del Ejecutivo anuncia, en la inauguración de la jornada ‘La Formación Profesional como motor de la economías de Castilla y León’, que solicitará al Gobierno de España modificar la normativa para que las pymes participen en la FP Dual

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha situado a la Formación Profesional como clave para la recuperación económica de la Comunidad del impacto provocado por la crisis de la pandemia del COVID-19. Así lo ha señalado la inauguración de la jornada ‘La Formación Profesional como motor de la economía de Castilla y León’ celebrada hoy en Zamora, donde ha destacado que estas titulaciones permitirán a los jóvenes incorporarse a empresas próximas a su lugar de residencia. Ayudando, así, a retener el talento y a fijar población, además de aportar el personal cualificado que la economía de Castilla y León necesita.

Una FP de calidad, moderna, atractiva, de excelencia, orientada al empleo, flexible y ajustada a las necesidades del mercado laboral, con unas enseñanzas adecuadas a la era digital y la transición verde y que supone una palanca de modernización, crecimiento y al servicio del futuro para Castilla y León, ha reseñado. “El itinerario de éxito hacia el empleo”, ha destacado. Su tasa de inserción laboral se sitúa en la Comunidad en el 76 por ciento, e incluso superior en el caso de Zamora, donde roza el 85 por ciento en los ciclos de Grado Superior.

El presidente de la Junta ha resaltado que, al igual que en el informe PISA, Castilla y León también está en el top de la Formación Profesional: a la cabeza de España en porcentaje de estudiantes de 16 a 34 años que eligen matricularse en estas titulaciones, el 40% en 2019. Además, el sistema educativo de la Comunidad ha sido el único que ha mantenido la presencialidad total en FP durante la pandemia de la COVID-19, lo que ha beneficiado a 43.729 alumnos en 196 centros, ha subrayado el presidente del Ejecutivo.

La oferta educativa sigue creciendo. A los 123 ciclos se sumarán otros 37 nuevos que se impartirán el próximo curso en diversos centros, nueve en el medio rural, como el de “Guía en el medio rural y tiempo libre”, precisamente muy demandado en Puebla de Sanabria (Zamora). Fernández Mañueco también ha resaltado se cuenta con la mayor red de centros integrados -32- y Castilla y León es la primera comunidad en poner en marcha los centros de excelencia de FP, con 32 centros.

Además, ha subrayado que el 10% de los estudiantes de Castilla y León tiene acceso a la FP dual, “el modelo más robusto de España y uno de los pocos que cumplen los criterios de calidad europea”. En este sentido, ha apuntado que se ha aumentado la base de empresas que colaboran con este sistema y esta legislatura ya se han creado 1.070 puestos de aprendizaje, además de haber suscrito ya un convenio con la asociación Empresa Familiar que permite participar a sus más de cien compañías. Pero el objetivo es más ambicioso y la Junta solicitará al Gobierno de España que modifique la normativa básica de la Formación Profesional para facilitar que las pymes y micropymes participen en la FP Dual, ha anunciado el presidente.

El presidente del Ejecutivo autonómico también ha resaltado el nuevo Plan Estratégico General de Formación Profesional consensuado en el Diálogo Social y que se presentará el próximo miércoles. Un plan, ha avanzado Fernández Mañueco, que va a servir para modernizar la FP, ajustar su oferta a las necesidades del sistema productivo, aumentar su atractivo para los jóvenes y potenciar la recuperación económica de Castilla y León.

Ya se han puesto en marcha más de 1.000 proyectos de innovación y emprendimiento desarrollados a través del programa Aula-Empresa, un ejemplo, ha destacado Mañueco, de cómo la FP contribuye, de abajo arriba, a mejorar nuestro tejido productivo.

Una FP, ha aseverado, también cada vez más internacional: la movilidad de alumnos se ha multiplicado casi por cinco entre 2017 y 2020 y se siguen aumentando las alianzas con otros países. “Hay muchas razones” que avalan que la FP “es un itinerario de éxito para llegar al empleo”, ha resaltado el presidente de la Junta, quien ha recordado en este sentido el refuerzo de la formación del profesorado o las ayudas a la compra de dispositivos digitales.

La FP en Castilla y León

El número de alumnos de estas enseñanzas no ha parado de crecer en los últimos cursos. Así, se ha pasado de 30.000 matriculados en FP en 2008-2009, a 43.729 en el actual periodo lectivo -4.365, en FP Básica; 17.723, en Grado Medio; y 21.641, en Superior-.

De cara al próximo curso, se implantarán 21 nuevos ciclos formativos de Grado Superior, 11 de Grado Medio, 5 de FP Básica y 8 relativos a enseñanzas de Régimen Especial. Estas titulaciones se unen así a las 123, correspondientes a 22 familias profesionales, ya ofertadas en decenas de institutos de Secundaria y en los 32 centros integrados de FP (CIFP), la mayor red en toda España.

Durante la jornada también tendrá lugar la ponencia ‘Formación Profesional, innovación, productividad y empleo de calidad’, impartida por el presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León (CES), Enrique Cabero; y una mesa redonda -moderada por el director de Castilla y León Económica, Alberto Cagigas- en la que han intervenido el director general de Formación Profesional, Régimen Especial y Equidad Educativa de la Junta, Agustín Sigüenza; el director de la Fundación Empresa Familiar de Castilla y León, Alberto Guerra; el presidente de Vitartis, Pedro Ruiz; y la responsable del Centro de Conocimiento e Innovación Dualiza CaixaBank, Mónica Moso.

Impactos: 84