Casi seis puntos porcentuales por encima de la media de la década 7 de abril de 2021.

La Comisión de Desembalse de la cuenca del Duero ha acordado en una sesión telemática los volúmenes mínimos de reserva de los embalses a 30 de septiembre, en una campaña garantizada por la disponibilidad de agua en todos los sistemas.

El valor de las reservas existentes al final de la campaña anterior (1.334 hm 3 ), por encima de la media de los últimos 25 años, y un invierno húmedo o muy húmedo en prácticamente todo el territorio, en especial en el sistema central, justifican la buena situación de las reservas a principios de abril, con los embalses de la cuenca gestionados por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) al 84,7% de su capacidad total.

La situación actual en casi todos los sistemas supera los valores medios, con unas aportaciones de entrada a los embalses en la totalidad de la cuenca de un 27% más en la primera mitad del año hidrológico con respecto a la media de los últimos 25 años.

A pesar de estos datos, la presidenta de la CHD, Cristina Danés, ha pedido a los usuarios un esfuerzo en el ahorro y eficiencia en el uso del agua para asegurar un final de campaña con el mayor volumen embalsado posible.

El volumen global de agua almacenado a fecha de hoy alcanza los 2.438,3 hectómetros cúbicos. Un registro que supone casi seis puntos porcentuales más que la media de la última década y una cifra similar a la reserva hidráulica de hace doce meses.

De manera general, las asignaciones máximas por sistemas son similares a las del año pasado (se adjunta cuadro de asignaciones máximas y de volúmenes mínimos de reserva en los embalses a 30 de septiembre).

La propuesta que ha presentado la Confederación Hidrográfica en cuenta las determinaciones del Plan Especial de Sequía y las peticiones surgidas en las distintas Juntas de Explotación.

Impactos: 22