• La moción fracasa con 41 votos en contra, 37 a favor y 3 abstenciones después de un tenso debate. 

El Parlamento regional de Castilla y León ha rechazado la primera moción de censura de la historia autonómica, que fue presentada por el PSOE para desbancar de la Presidencia a Alfonso Fernández Mañueco (PP) y de la Vicepresidencia a Francisco Igea (Cs). Esta moción se produce pocos días después de que fracasara la presentada en Murcia por PSOE y PP para desalojar del poder a Fernando López MIras (PP).

Como ya estaba previsto, los procuradores de Ciudadanos y del Partido Popular han votado en contra, salvo la parlamentaria que abandonó el grupo naranja el pasado viernes, María Montero, que se ha abstenido. También se han abstenido los miembros de UPL y Por Ávila. El resultado de votación son 37 votos a favor, 41 en contra y 3 abstenciones. Por su parte, la procuradora de Vox, Fátima Pinacho, ha votado en contra de la moción y que podrá ser clave en un Gobierno regional más debilitado, al quedarse con 40 diputados y no los 41 que les daban mayoría en la cámara.

La moción de los socialistas, finalmente y tal como estaba previsto, no ha obtenido los apoyos suficientes para que la iniciativa salga adelante pese a que sus expectativas habían mejorado después de las dudas que han aflorado en el ambiente tras la salida de la formación naranja de María Montero Carrasco. 

Luis Tudanca, el socialista que se presentó como el candidato a la presidencia de la Junta de Castilla y León, únicamente sumó 37 votos -35 del PSOE y 2 de Podemos– después de un tenso debate, con muchas menciones a la política nacional y la moción de censura en Murcia.

El PSOE apeló a “la conciencia”

El PSOE, que ya tenía sus dudas sobre el fracaso, abrió el debate y lo cerró con la mano en el corazón, apelando a la “conciencia de todos los procuradores”. “Como representantes legítimos del pueblo me dirijo a los 81 procuradores, apelo a sus conciencias, a su compromiso ético y moral”, comenzó la secretaria de Organización del PSOE regional y vicepresidenta segunda de la Mesa de las Cortes, Ana Sánchez. Y presentó a Luis Tudanca como la persona que mejor representa los valores que piden los ciudadanos.

“Escuchen el clamor de nuestras calles, incluso a quien me sucederá en el turno de la palabra a quien ni siquiera replicaré porque esta tribuna merece respeto y su palabra no vale nada. Que mañana puedan mirar a los ojos de los suyos y voten en conciencia porque en sus manos está perpetuar la corrupción o devolver el poder a quien eligió el pueblo: don Luis Tudanca Fernández”, valoró Ana Sánchez.

La viceportavoz socialista, Virginia Barcones, también, al cerrar el debate, apeló de nuevo a la conciencia, aunque en ese momento ya estaba perdida la moción. “Les pido con el corazón en la mano, que voten en conciencia, no se deben a nadie, que lo hagan con los pies en la tierra. Que los votos vayan donde está el futuro”.

El PP se enfocó en la gestión de la crisis

Por su parte, el PP dejó la discusión a Cs y PSOE y se centró en la crisis sanitaria. Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León, arremetió contra Tudanca, “el Fernando Simón en Castilla y León”. “Es un político sumiso al interés de Sánchez con una responsabilidad insultante a las personas de Castilla y Léon, despreciando que sufrimos una pandemia cruel, una crisis que golpea a las familias a las empresas, representa usted lo peor de la política intentando comprar voluntades”, ha manifestado.

“Los procuradores de esta cámara le van a dar a usted y al señor Sánchez una lección de dignidad y lealtad en nombre propio y en nombre de los ciudadanos de Castilla y León. Debe pedir disculpas a la sociedad por este bochorno”, agregó. Mañueco insistió en que va a seguir liderando “un gobierno sólido, fuerte, y de transformación” y ha reprochado a Tudanca que haya presentado una moción de censura “abocada al fracaso”. “Usted busca enfrentar a las personas de Castilla y León con las órdenes de Sánchez“, crítico el dirigente popular.

Por su parte, el portavoz de los ‘populares’, Raúl de la Hoz, también siguió en la insinuación de que los socialistas de Castilla y León fueron forzados por Sánchez y que Tudanca es el “chico dócil”. Los populares han acudido a la crisis sanitaria para considerar imprudente la moción. “Desde que se presentara la moción han muerto 81 personas. Mientras usted buscaba tránsfugas, la Junta ha trabajado para que la cifra de fallecidos no siga creciendo y para que no haya más parado”, apuntó De la Hoz.

“Lo que me duele es la imagen que usted y su partido están dando de Castilla y León en toda España. No creo que sea el espectáculo que merecen los ciudadanos”, recalcó.

De la Hoz tuvo palabras de agradecimiento a Ciudadanos, en un intento de mostrar unidad. “Para nosotros hoy, ayer y mañana seguirá siendo más importante salvar vidas que ocupar sillones”, zanjó el portavoz del PP pidiendo al PSOE unirse para afrontar la crisis sanitaria y “deje de hacer el ridículo”. 

Críticas a Tudanca de todos los partidos y solo convenció a Podemos

Sin embargo, los partidos clave como Ciudadanos cargaron duramente contra el Grupo Socialista y le acusaron de “romper su partido”. El vicepresidente de Castilla y León. Francisco Igea, señaló que “la moción de censura está plagada de trampas y de mentiras”. “No presentan la moción de censura contra el PP sino contra Ciudadanos, porque este no es un Gobierno del PP sino un Gobierno de coalición. La moción surge de la urgente necesidad del PSOE de anular la existencia de Cs”. 

El político de Cs ha defendido que la moción “no se ha fraguado en esta tierra” sino que se ha cocinado desde “la Moncloa” al menos “desde marzo del año pasado”. “Puedo asegurarles que incluso desde antes porque me consta. Ni los intereses de esta tierra ni los de este momento son el motivo. Es una partida que juega el señor Redondo (asesor principal de Pedro Sánchez)”.

Igea ha cargado duramente contra Tudanca y ha afirmado que “pasará a los anales de la infamia su manera de utilizar el dolor para generar rédito político“.  “Usted no conocería la decencia ni aunque le atropellase el camión que la reparte”, ha espetado al socialista. “No lo reconozco”, ha añadido

Por su parte, el portavoz de Por Ávila, Pedro Pascual, que se abstuvo en la moción, también fue duro y declaró que “no encontró certidumbre en la moción Tudanca”. “Mi papel aquí es dar voz a una provincia olvidada, estoy muy orgulloso porque jamás se ha hablado tanto en este hemiciclo del que consideran el patito feo. Nunca un voto de un procurador autonómico de Ávila tuvo tanto valor aquí”, ha dicho Pascual, que no ha ocultado su decepción con los discursos “vacíos” de Tudanca y Mañueco.

Por su parte, Luis Santos, representante de UPL (Unión del Pueblo Leonés), ha opinado que es necesario un cambio en el Gobierno de Castilla y Léon, pero que ese cambio no pasa por el PSOE y señala que se abstendrá. “Estamos de acuerdo en el derecho a un cambio pero no se ha abierto este debate. ¿Hay que cambiar el actual gobierno? Sí, pero nosotros no podemos ayudarle. Queremos un presidente que escuche y entienda el deseo del pueblo leonés. No podemos aupar a nadie que no sea receptivo a ese mensaje”.

Fátima Pinacho, portavoz de Vox, por otro lado, ha asegurado al portavoz del PSOE que “viendo que esta moción solo responde a los intereses de Sánchez“, su partido no “va a compartir que nos gobierne un partido que ha llevado a España a la miseria”.

Solo Podemos-Equo, de la mano de Pablo Fernández, apoyó la moción. Fernández ha considerado que las personas “no son lo primero” en el gobierno que “desgobierna el señor Mañueco y que incendia el señor Igea“. “Tiene todo nuestro apoyo señor Tudanca”, ha dejado claro el diputado de la formación morada porque “así lo quisieron los ciudadanos”. “Tenemos el peor gobierno posible en el peor momento posible”, ha afirmado.

Ciudadanos entierra “futuras alianzas con Tudanca”

El debate entre el portavoz de Ciudadanos, David Castaño, y el socialista Luis Tudanca Fernández fue el más tenso y con vetos incluidos. Tudanca se ha mostrado sorprendido por la “la fragilidad de la memoria de algunos” respecto a las políticas del Partido Popular y ha hecho constantemente alusiones a lo sucedido la semana pasada en Murcia, donde la moción no prosperó tras el paso de tres diputados de Cs al PP: “Aquí ya no necesitan comprar a nadie porque ya los compraron entonces. Tranquilos, no soy yo quien tiene que juzgarles, ya lo hicieron los ciudadanos dejándoles sin representación en el Congreso y en el Senado”.

Castaño que subió el tono con el socialista porque considera “que les ha faltado el respeto” y luego “les pide el voto”. Por eso ha sido contundente: “Se van a enterrar las futuras alianzas contigo señor Tudanca”, aunque matizó que no será así con el partido Socialista. “Hoy no solo se va a enterrar una moción de censura sino también las futuras alianzas de mi partido con usted, no con el PSOE. Dígame, ¿cuánto vale hoy su palabra, dónde ha quedado el líder del Partido Socialista cuando hablaba de no presentar mociones de censura en pandemia? Le pregunta si la moción no tiene éxito, ¿dimitirá?”, le esbozó.

Luis Tudanca, al perder la fe en obtener el apoyo de la formación naranja, ha manifestado que está sorprendido por la respuesta. “Quizás usted ya no sea de Ciudadanos”, le dijo. “¿Qué partido, señor Castaño? ¿qué partido? Si no queda ningún partido”, contestando con la misma dureza al rechazo a alianzas futuras

“Pretende decir que somos nosotros los que les faltamos al respeto. Lo que me sorprende es que ustedes no se tengan un poco más de respeto a sí mismos”, añadió en referencia a lo que sucedió en la moción de censura de Murcia.

En el debate, estuvo muy presente la alusión a una “desaparición” de Ciudadanos como partido: “Habla usted de mi partido como si estuviera muerto. Déjenos morir en paz, señor Tudanca”, dijo Castaño a Tudanca y este le contestó que “si les piden que les dejen morir, pues descansen en paz”, zanjó en un momento de máxima tensión.

www.20minutos.es

 

Impactos: 29