El Gobierno aprobará en las próximas semanas la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados, que obligará a los municipios a realizar un inventario antes de finales de 2022 de los edificios que hayan utilizado amianto (‘uralitas’) en su construcción. Por eso, el Grupo Municipal del Partido Popular ha solicitado en una moción al Pleno que comience este proceso que puede ser largo. Además, ante la disponibilidad ya de remanentes de Tesorería para hacer gastos, los populares creen que ahora ya se puede disponer de los recursos suficientes para acometer la retirada urgente del amianto de los edificios municipales de forma escalonada, comenzando por los colegios, escuelas infantiles, Centros de Acción Social (CEAS), pabellones, piscinas y centros de trabajo con alta afluencia de personal.

El Grupo Municipal del Partido Popular ha registrado una moción para el próximo Pleno de la Corporación en la que solicita iniciar el proceso para retirar el amianto de la ciudad. Los populares creen que ahora es el momento propicio porque el Ayuntamiento ya dispone de recursos económicos tras años en el Plan de Ajuste y ante la próxima aprobación por parte del Gobierno de la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados.

La normativa que está ultimando el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico dirigido por Teresa Ribera obligará a los municipios a realizar un inventario, antes de diciembre de 2022, de los edificios que hayan utilizado amianto (‘uralitas’) en su construcción.

La moción plantea que los tejados de fibrocemento, material conocido por el nombre comercial de ‘uralita’, son aún visibles en muchas edificaciones de la ciudad. La legislación española contempla sustituir estos materiales al final de su vida útil por la peligrosidad que supone la presencia de amianto/asbesto al desprenderse. El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo y otros estudios de especialistas en el sector de materiales estiman esta vida útil entre los 25 y 35 años de media. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que cada año en Europa se diagnostican entre 20.000 y 30.000 nuevos casos de enfermedades relacionadas con el amianto.

La puesta en marcha de medidas contra este material es una reivindicación de un amplio grupo de colectivos, como la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, la Asociación Española contra el Cáncer, la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos y Ecologistas en Acción, que se han unido para solicitar una ley integral contra el amianto.

En el municipio de León existen numerosas cubiertas y tuberías en edificios construidas con placas de fibrocemento, mezcla de cemento y amianto (o asbesto). El amianto es un mineral compuesto de fibras microscópicas, un material tóxico que se disgrega en pequeñas fibras que se desprenden en el aire.

Actualmente no existen subvenciones a nivel estatal para retirar tejados o aislamientos de fibrocemento o ‘uralita’ a pesar de que los particulares están realizando paulatinamente la sustitución de estas cubiertas. Los populares aseguran que estas perjudican además el propio aislamiento de los edificios y sus condiciones energéticas. Lugares tan sensibles como los colegios, las casetas de los Huertos Municipales, los Almacenes Municipales (donde acuden cada día cientos de empleados), los CEAS y otros puntos necesitan eliminar estas cubiertas para asegurar que en el aire no existen estas partículas microscópicas altamente perjudiciales y que causan preocupación entre los trabajadores y los vecinos de León.

Además, esta iniciativa generará empleo en el sector de la construcción lo que redundará positivamente para impulsar la actividad en la ciudad de León.

PROPUESTA DE ACUERDO

  • Realizar un inventario de las edificaciones que tienen fibrocemento (muchas de ellas de titularidad municipal) y sustitución urgente de los mismos, dada la extrema gravedad que la exposición a este tipo de material representa para la salud, avalada sobradamente por estudios científico-médicos, y la próxima aprobación de la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados.
  • Instar al Ayuntamiento de León a la implantación de una línea de ayudas para la eliminación del fibrocemento de todo tipo de edificaciones de forma coordinada con la aplicación de la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados.

Impactos: 54