El Ayuntamiento de León anunció en el mes de julio un plan para limpiar y retirar la maleza acumulada en la Muralla de León, que ha comenzado hoy tras la denuncia pública realizada por el Grupo Municipal del Partido Popular el pasado miércoles, 20 de enero. Y es que fue el 25 de agosto cuando la  Comisión Territorial de Patrimonio autorizó la eliminación de vegetación en los paramentos de la muralla tardorromana y las cercas medievales. Una actuación que, según el concejal del área, Luis Miguel García Copete, era “imprescindible por una cuestión estética y, especialmente, para evitar los daños que se están provocando en el monumento” pero que seguía sin acometerse. La concejala popular Ana Franco pidió hace cinco días al alcalde Diez que ordenase la urgente limpieza de la Muralla, siguiendo la línea marcada por el Partido Popular en el anterior mandato, que llevó a cabo trabajos de conservación y limpieza en los lienzos y en los cubos. La concejala ha querido agradecer a Diez que admita el error en este retraso y haya exigido la inmediata actuación en el monumento leonés.

La Concejalía de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de León anunció el pasado verano que había puesto en marcha un plan para limpiar y retirar la maleza acumulada en la Muralla de León, en los  tramos de la avenida Ramón y Cajal, Carreras, Los Cubos y Las Cercas. Unos trabajos que, ante su demora, fueron exigidos hace cinco días al alcalde por la concejala popular Ana Franco, tras pasar cinco meses desde que la Comisión Territorial de Patrimonio autorizara “la realización de actuaciones de eliminación de vegetación en los paramentos de la muralla tardorromana y las cercas medievales…”. Una actuación que, según el concejal del área, Luis Miguel García Copete, era “imprescindible por una cuestión estética y, especialmente, para evitar los daños que se están provocando en el monumento”.

Ana Franco denunciaba esta situación, recordando la importancia de la Muralla de León, el monumento de mayores dimensiones de la ciudad, que fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 1931; un Monumento Histórico-Artístico, perteneciente al Tesoro Artístico Nacional. Dada su relevancia para la ciudad, el PP urgía a que el Ayuntamiento adoptase las medidas oportunas para evitar su deterioro, pérdida o destrucción, “siguiendo la línea marcada por el Partido Popular en el anterior mandato, que  intervino en los lienzos y en los cubos, empleando una plataforma elevadora desde la que los operarios de la limpieza accedían a los diferentes paños sin necesidad de apoyarse en la estructura del monumento”.

El equipo de gobierno del Partido Popular inició en septiembre de 2016 labores de mantenimiento periódicas de la Muralla, trabajando en la eliminación manual de la vegetación existente en la cara exterior de los lienzos y cubos de la Muralla a lo largo de Ramón y Cajal, Los  Cubos y Carreras.

Impactos: 17