Durante la tarde de hoy 21 de noviembre, decenas de leoneses y leonesas han transmitido su apoyo al pueblo saharaui,  una solidaridad que esta provincia lleva años demostrando al Sahara Occidental con numerosas acciones o proyectos como Vacaciones en Paz. En esta ocasión los leoneses han transmitido su respaldo a este pueblo que recientemente se ha visto obligado a tomar las armas para defenderse de un nuevo episodio de violencia y represión por parte de las fuerzas de ocupación marroquíes.

El Reino de Marruecos se considera culpable directo de la ruptura del alto el fuego declarada por el Frente Polisario esta semana, recordando que éste fue establecido en 1991 precisamente para garantizar el final del proceso de descolonización del Sáhara Occidental, bajo supervisión de las propias Naciones Unidas, y que ha demostrado un fracaso completo.

Han transcurrido 45 años desde la invasión por Marruecos del Sáhara Occidental, 16 en guerra y 29 desde el despliegue de la misión de la ONU, para asegurar la celebración de un referéndum. Sin embargo, la situación del Pueblo del Sáhara Occidental sigue siendo la misma que en 1975, o incluso peor por la tragedia acumulada durante estas décadas.

Las provocaciones y las acciones militares marroquíes se llevan sucediendo durante 45 años, pero se han intensificado en los últimos tiempos con el silencio cómplice de la comunidad internacional en su conjunto y de varias potencias occidentales en particular, socios comerciales de Marruecos especialmente interesados en varios de los recursos explotados en territorio saharaui. El expolio de minerales o bancos de pesca junto con otros intereses económicos, son la causa principal de la política implantada por el gobierno marroquí en los territorios ocupados, contraviniendo el Derecho Internacional.

Así mismo, se ha recordado el papel que tiene España por su responsabilidad histórica dada su condición de Potencia Administradora del Territorio No Autónomo del Sáhara Occidental. Debe asumir la responsabilidad y junto con la Comunidad Internacional, se debe retomar inmediatamente la organización del Referéndum de autodeterminación del Sáhara Occidental, con todas las garantías democráticas necesarias.

Durante la concentración del día 21 de noviembre celebrada en Botines, los manifestantes han exigido el fin de la ocupación marroquí del país Sahara Occidental y el expolio de recursos naturales en este territorio. Han recordado que deben investigarse y condenarse la violación de Derechos Humanos contra el pueblo saharaui en la zona ocupada por Marruecos y se ha exigido a la Comunidad Internacional y, especialmente a España, que sin demora ejerza su papel como Potencia Administradora y establezca los mecanismos para el ejercicio del derecho de autodeterminación en su antigua colonia, un proceso paralizado desde hace más de 40 años.

Los organizadores de esta concentración han transmitido su descontento ante lo que consideran una irresponsabilidad por parte de la Subdelegación del Gobierno al permitir contramanifestaciones que podrían haber alterado la seguridad de la concentración pacífica.

Impactos: 9