Los autónomos, en todas las ciudades del reino, han salido a la calle para manifestar su descontento con la situación a que les ha llevado no solo la pandemia sino también las medidas que, para bien o para mal, ha adoptado los gobiernos para paliar la situación.

Son ellos, uno de los pilares básicos de la economía nacional, los que están pagando, en sus propios negocios, las consecuencias. Son ellos, como casi siempre, los que cargan con el peso, en su peor cara, de la situación y de las medidas tomadas por los gobiernos. Siempre es asi.

Y, por eso, quieren decir ¡BASTA YA!.

Hoy, a las 12 de la mañana, en todas las ciudades, los autónomos han salido a la calle. Y han guardado 10 minutos de silencio. Un silencio más que representativo de esta situación que se prolonga ya en el tiempo y a la que nadie parece poner remedios. Hosteleros, peluqueros, empresarios de toda índole, quieren que alguien se entere, de una vez por todas, y que empiecen a aparecer hechos que vayan en la dirección apropiada. Los pequeños negocios, sobre todo, no son, como decían, parte del problema sino que quieren ser, y deben ser, una parte muy importante de la solución.

Pero, nadie parece tenerlos en cuenta. Los establecimientos cierran, reducen personal, se mantienen, si es que pueden, de los ahorros, y… nadie hace nada.

Y, en muchas ciudades, seguirán manifestandose diariamente hasta que las soluciones aparezcan.

Y Astorga, como no podía ser menos, con cerca de 500 manifestantes en la plaza Mayor, ha sido una buena muestra de ello.

AL/L7D

Impactos: 38