El procurador leonesista en las Cortes de Castilla y León, Luis Mariano Santos, como había anunciado, ha puesto hoy sobre la mesa de las Cortes el traslado del centro coordinador de ambulancias de León. Y es que en estos momentos, existe la duda de que aún tenga solución o si, por el contrario, sigue presente la intención de la empresa de cambiar mencionado centro, afirmó Santos, en su pregunta dirigida a la consejera de Sanidad en la que reclama la confirmación y la certeza de que no se desmantelará este servicio, como anunciaron sus compañeros de partido en el pleno celebrado en León, tras la denuncia de UPL sobre las intenciones de la empresa, reclamación que ha obtenido el compromiso de la misma para pararlo.

Lo cierto, aseguró el leonesista, es que no hace mucho la empresa SAMUR LEÓN s.l. UTE, perteneciente a HT Group, comunicó a sus trabajadores la intención de la empresa de trasladar el centro de coordinación del servicio de ambulancias de León a Valladolid, una acción que vendría a sumarse al desmantelamiento de otros centros, como el de Segovia o Salamanca desde hace año y medio.

Resulta, cuando menos, hipócrita que constantemente estemos reclamando desde la tribuna procesos de descentralización para luchar contra la despoblación, hipócrita y cínico escuchar a algunos exigir descentralización y luego permitir que algunas empresas, concesionarias de servicios autonómicos revelen sus intenciones centralizadoras, sin que eso figure en las condiciones para obtener la concesión, criticó Santos, quien aludió a la votación de la moción presentada en el ayuntamiento de León contra mencionado desmantelamiento y que la concejal de Ciudadanos, Rosario Bardón, afirmaba que ustedes ya han conseguido parar ese desmantelamiento y que, en todo caso, de producirse el desmantelamiento sería solo culpa del Partido Popular que gobernaba en solitario la Junta cuando se produjo esa concesión. Pero más allá de culpabilidades, lo que necesitamos en este momento es la certidumbre de que no se va a centralizar ese servicio, reclamó Santos.

“Así lo piden los trabajadores y los ciudadanos de León, no vale que su coordinadora autonómica diga que esto será así, necesitan que la Consejera de Sanidad aporte la certeza de que hoy y aquí nos de usted las garantías suficientes de que la empresa desistirá en su empeño. Y no solo eso, necesitamos saber que en el próximo concurso, dentro de 2 años, una de las condiciones de esa convocatoria será, como bien indicaba la señora Bardón, la obligación de respetar la ubicación del centro de control de ambulancias en la provincia de León”.

Ya no solo por lo importante que es luchar contra la centralización que ha acompañado a la política tradicional del Partido Popular en Castilla y León durante los casi 37 años de existencia de esta malformada comunidad, sino porque estamos hablando de un servicio en una provincia terriblemente complicada por su extensión, una provincia que a pesar de no ser la más poblada, tiene el mayor número de servicios, entre 950 y 1.000 semanales, por los 600 de Valladolid, en una provincia cuyas particularidades orográficas plantean dificultades que sólo desde el conocimiento cercano se pueden gestionar. Un servicio que a pesar del ingente número de servicios, solo acumula una treintena de reclamaciones, lo que da una idea de la calidad de los profesionales que lo están desarrollando”.

Impactos: 10