El Grupo Municipal del Partido Popular ha recibido la solicitud de ayuda de los responsables de la Asociación Leonesa de Caridad (Asleca) que, ante la falta de espacio necesario para cumplir con las medidas de seguridad sanitaria por la COVID19, tienen que entregar las comidas a las personas en situación de vulnerabilidad en táperes para que las tomen en la calle, habitualmente en el entorno de la Catedral y en el Parque del Cid. Una situación que también estarían viviendo otras entidades sociales como Mensajeros de la Paz y la Fundación Cauce.

La preocupante situación creada por la pandemia de la COVID19 ha provocado que los comedores sociales de nuestra ciudad permanezcan cerrados, siendo entregada la ayuda alimentaria a las personas en necesidad mediante táperes que son consumidos en la vía pública.

Los responsables de algunas entidades sociales, como la Asociación Leonesa de la Caridad (Asleca), han explicado que las personas en situación de vulnerabilidad que acuden a sus centros no pueden comer allí ante la falta de espacio para mantener la distancia de seguridad, por lo que tienen que consumir la comida en la calle. En este caso, en los alrededores de la Catedral y en el Parque del Cid.

Una situación que se agrava con la temporada de lluvia y frío, por lo que solicitan al equipo de gobierno de Diez que, ya que el Ayuntamiento dispone de espacios públicos cerrados, habilite alguna de estas infraestructuras con los Servicios Sociales municipales en colaboración con estas entidades sociales que prestan ayuda alimentaria, para que estas personas vulnerables, muchas de ellas sin hogar, puedan alimentarse bajo un techo en condiciones dignas.

Impactos: 13