La alcaldesa, Camino Cabañas,  agradece la colaboración mayoritaria de la población “en un momento en el que las administraciones debemos trabajar en la misma dirección para  lograr rebajar la incidencia de casos  en nuestras zonas básicas de salud y evitar que superar cuanto antes  las medidas decretadas por la Consejería de Sanidad”.

La Policía Local de San Andrés ha controlado a un total de 915 vehículos durante los primeros siete días de aplicación de las medidas  preventivas para la contención de la COVID-19 ordenadas por la Consejería de Sanidad, que, entre otras, incluyen restricciones de entrada y salida de personas en el municipio, salvo para aquellos desplazamientos justificados.

Los agentes realizan diariamente un control por la mañana, otro por la tarde y, de manera aleatoria, también por las noches en lugares como la LE-623 (carretera de Caboalles) o la LE-441 (carretera de Montejos del Camino) en los límites con otras poblaciones del entorno, a excepción de la ciudad de León, con la que sí está permitida la movilidad.

Hasta el momento, estos controles han tenido carácter principalmente informativo dado que la gran mayoría de las personas que viajan en los vehículos cumplen con los requisitos y sólo se denuncian aquellos casos de desobediencia a las órdenes de los agentes, que impiden la entrada o salida del término municipal en caso de que el desplazamiento no esté adecuadamente justificado.

Por otro lado, desde la Policía Local se realizan también controles de establecimientos en una labor que, durante los primeros días de vigencia de las medidas, llevó a los agentes a visitar casi todos los locales comerciales y hosteleros del municipio para informar sobre las mismas y aclarar cualquier duda que pudiese surgir al respecto entre los propietarios.

Desde entonces, una patrulla se encarga de comprobar cada día los aforos, el cumplimiento de la distancia de seguridad y el uso de mascarilla en terrazas, mientras que de 22:30h a 23:30h se comprueba el cierre de los establecimientos, que en su mayoría “cumplen escrupulosamente el horario de cierre”.

Por otro lado, se realizan aleatoriamente controles de personas en cuanto se detecta alguna posible infracción, como el no usar la mascarilla, que ha llevado a la Policía Local a interponer un total de 38 denuncias en el municipio, con cuantias que ascienden a los 100 euros.

La alcaldesa, Camino Cabañas, agradece a la población del municipio “que mayoritariamente está dando muestras ejemplares de colaboración” en este momento de dificultad por el estado de la pandemia.

“Entendemos que desde las administraciones locales es momento de sumar y vamos a seguir trabajando para que en esta semana que esperamos que queda de medidas restrictivas se pueda reducir la incidencia del coronavirus en el municipio”, ha valorado la regidora, para después apuntar a una próxima reunión de la Junta Local de Seguridad en la que se analizarán nuevamente la situación.

OCHENTA LLAMADAS INFORMATIVAS Y COORDINACIÓN CON LA POLICÍA NACIONAL

Al margen de estas actuaciones, entre las que se incluyen también visitas periódicas a los centros de salud, centros educativos y control de las medidas de seguridad en el mercadillo de Trobajo del Camino, los agentes de la Policía Local realizan una importante labor informativa, con la atención, hasta el momento, de ochenta consultas telefónicas sobre la Orden de la Consejería de Sanidad que regula las medidas sanitarias.

Desde su entrada en vigor, han sido varias las reuniones mantenidas entre el Jefe de la Policía Local de San Andrés, José Carlos Calvo, y el Jefe de la Comisaría de la Policía Nacional, Roberto Morán, que trabajan de manera conjunta para garantizar su cumplimiento. Así, los agentes se prestan apoyo en todo momento en una labor coordinada por la que la Policía Nacional también realiza controles

Impactos: 4