• Tras el análisis del informe sobre la incidencia del coronavirus en los centros residenciales de Castilla y León, la procuradora Nuria Rubio alerta de que en la provincia leonesa solo se intervino una residencia, pero los expedientes sancionadores abiertos por infracciones graves ascienden a cuatro sobre un total de 10 en el resto de la Comunidad.
  • León lidera también el ranking de solicitudes de información por parte de las fiscalías provinciales sobre actuaciones y medidas llevadas a cabo en las residencias de mayores, 18 de un total de 51.

León ha sido la segunda parada en la ronda autonómica que la coordinadora del Área de Familia e Igualdad de Oportunidades del PSOE de Castilla y León, Nuria Rubio, está realizando para conocer qué pasó y cuáles son los principales problemas a los que se enfrentan las residencias de mayores durante esta segunda ola de coronavirus.

Según los datos extraídos del informe sobre la incidencia de la Covid-19 en los centros residenciales de Castilla y León elaborado por la Junta, la provincia leonesa no se encuentra entre los primeros puestos en contagios, pero sí se sitúa a la cabeza en índice de morbilidad, alcanzando un 18% del total.

“En León solo se ha intervenido una residencia, pero los expedientes sancionadores abiertos por infracciones graves ascienden a cuatro sobre un total de 10 en el resto de la Comunidad”, ha explicado Rubio, que también ha realizado un análisis del documento entregado por la Junta, “un informe decepcionante, una tomadura de pelo con errores e inexactitudes, que oculta información para proteger a los más poderosos abandonando a los más vulnerables”.

“La provincia leonesa lidera también el ranking de solicitudes de información por parte de las fiscalías provinciales sobre actuaciones y medidas llevadas a cabo en las residencias de mayores, 18 de un total de 51”, ha añadido la procuradora socialista. Otras de las conclusiones de Rubio sobre el documento es que los autores mezclan el número de inspecciones y de visitas y tratan con frivolidad los datos de los fallecidos por parte del Gobierno autonómico, 5.925 en Castilla y León, poniendo en valor a los que no han sufrido el virus.

“A pesar de reconocer la falta de personal no han tomado medidas en su refuerzo. La Junta sigue sin mejorar las condiciones de trabajo de los profesionales sanitarios y pretende pagar su esfuerzo con una propina”, ha apuntado.

El secretario general del PSOE de León, Javier Alfonso Cendón ha admitido que León está sufriendo una situación muy preocupante, ya que los datos de la incidencia del coronavirus vuelven a estar disparados. “Pido la máxima precaución y prudencia, específicamente en el ámbito de las residencias donde existen cuatro brotes activos en Villar de Mazarife, Fresno de la Vega, Villamañán y Toreno”, ha declarado.

“Exigimos a la Junta de Castilla y León transparencia, que proteja a los residentes y a los trabajadores de estos centros y que dé una respuesta a las familias, que no pueden seguir sin ningún tipo de información”, ha demandado el también diputado nacional.

La portavoz de Servicios Sociales del grupo en las Cortes, Isabel Gonzalo, ha argumentado cómo el Grupo Parlamentario Socialista no se ha cansado de reclamar mejoras en las ratios de personal sanitario, sobre la necesidad de las inspecciones, y de denunciar la falta de coordinación con la sanidad.

“Las políticas del PP en Castilla y León no van mejorar la vida de las personas, sino a satisfacer a los sectores empresariales”, ha sentenciado Gonzalo, preguntando por qué la consejera menosprecia la privacidad de los residentes de los centros públicos frente a los de los privados. “La consejera Isabel Blanco siempre se ha escudado en no ofrecer los datos de los fallecidos en centros residenciales privados para salvaguardar su honor y privacidad. ¿Por qué con los de las públicas si lo hacía? ¿A quién está protegiendo realmente? Esperamos que algún día nos conteste a esta pregunta”, ha finalizado la política socialista.

Impactos: 9