• Diego Moreno alerta de un plan urdido por el Gobierno autonómico para menguar la confianza de los ciudadanos y ciudadanas en la sanidad pública en beneficio de los centros y seguros privados.
  • El procurador socialista acusa la oscura la gestión de recursos humanos de la Junta, que está provocando plantillas cada vez más reducidas, y una interinidad y temporalidad que crecen a pasos agigantados.

El Grupo Parlamentario Socialista ha denunciado, una vez más, la política que la Junta está llevando a cabo en el Sacyl, que precipita a la descapitalización del sistema público de salud, a la reducción y cierre de servicios, y a la pérdida de calidad asistencial en Castilla y León.

“No es fruto de la casualidad, es un plan diseñado y urdido para conseguir precisamente lo que ya está ocurriendo: que mengüe la confianza de los ciudadanos en la sanidad pública y los centros y seguros privados compitan con ella de tú a tú”, ha sentenciado el procurador socialista Diego Moreno.

Moreno ha explicado que el razonamiento del Gobierno autonómico pasa por recortar servicios al no disponer de profesionales suficientes, en vez de invertir en contrataciones para evitar que se produzca este déficit de sanitarios.

“Dado que no hay suficientes profesionales en el mercado, no queda otra que asumir que lo mejor que podemos permitirnos en Castilla y León es una red de asistencia sanitaria mermada, que funcione con un 25% menos de profesionales, que esté más alejada de los y las pacientes, que ofrezca menos servicios y que lo haga de una forma menos equitativa. Eso sí, lo que no dicen es que la sanidad pública consumirá menos recursos públicos, que es el fin último que buscan PP y Cs: reducir la factura sanitaria”, ha completado.

El parlamentario ha señalado que su partido no va a aceptar una reforma del sistema público de salud que suponga una reducción en el número de profesionales, en la calidad de la asistencia sanitaria o que genere desigualdades.

Diego Moreno también ha evidenciado que falta un análisis riguroso de la situación de la plantilla de Sacyl, una planificación de servicios y una previsión de las necesidades de profesionales para los próximos 10 años.

¿Qué ha hecho la Junta para fidelizar a los médicos que finalizan la formación MIR en Castilla y León? ¿Para incentivar las plazas de difícil cobertura? ¿Qué ha hecho con los médicos y las enfermeras de área? Son algunas de las preguntas sin respuesta que ha lanzado el coordinador del área de Sanidad.

El procurador socialista también ha denunciado la oscura la gestión de recursos humanos de la Junta en cuanto a las contrataciones, advirtiendo que los 4.000 contratos de los que presumieron desde la Consejería de Sanidad corresponden, en realidad, al mismo contrato repetido a la misma persona, por una duración de días. “Tienen miedo de que descubramos que apenas han contratado rastreadores y que lo que han hecho es ocupar a los profesionales de primaria en el rastreo”, ha sentenciado.

“Cada día las plantillas son más reducidas y la interinidad y la temporalidad crecen a pasos agigantados. Las condiciones laborales sean tan insoportables que ahora, cuando es nuestro sistema el que necesita de estos profesionales no se encuentran o no están disponibles”, ha finalizado Moreno.

Impactos: 12