Representantes de la junta directiva del CEL han mantenido esta mañana el tercer encuentro de trabajo con los parlamentarios leoneses del PP, en concreto con el senador Antonio Silván y la diputada Carmen González Guinda, dentro de la ronda de reuniones abierta por la asociación para analizar en detalle la situación empresarial y social de la provincia de León y proponer soluciones viables que conjuguen la vuelta a la actividad económica con la seguridad sanitaria.

El CEL, como ha hecho también con los parlamentarios de PSOE y Vox, trasladó a los representantes del PP las principales necesidades y problemática específica de los distintos sectores empresariales en este escenario de la crisis del Covid-19, así como una serie de propuestas y soluciones viables para activar la economía con seguridad y confianza.

La asociación empresarial reiteró el malestar empresarial y su sensación de impotencia ante la situación límite que viven algunos sectores como el comercio, turismo y hostelería; la inseguridad jurídica y económica actual; el retraso de los ICOs; su gran preocupación por la situación de muchos trabajadores que no han percibido las prestaciones del SEPE. Según datos apuntados por el senador, Antonio Silván, sólo 7.000 trabajadores leoneses, de los 22.000 afectados por ERTEs, han cobrado su prestación.

En concreto, el CEL pidió que los ERTEs continúen más allá del 30 de junio, con las mismas condiciones, para determinadas empresas; que se aclare y rectifique la prohibición de las rebajas para las tiendas físicas “por la idea errónea de evitar posibles aglomeraciones cuando ya hay limitaciones de aforo en los locales comerciales para las distintas fases y pondría en clara desventaja al pequeño comercio respecto a las grandes plataformas internacionales que seguirían operando online sin ninguna restricción y pagando menos impuestos”; un protocolo específico para los alojamientos de larga estancia como las residencias universitarias, “negocios con una estacionalidad marcada que se han quedado en el limbo sin criterios claros de actuación”; la reducción impositiva; ayudas directas para compensar los gastos extra de las empresas en desinfección, protección de trabajadores, ayudas para el pago de los gastos fijos, el adelgazamiento de la administración; etc.

Por su parte, la diputada Carmen González Guinda y el senador y concejal, Antonio Silván, compartieron buena parte de los planteamientos “de supervivencia” y sentir empresariales en un “escenario de absoluta incertidumbre, zozobra y desconfianza” y recordaron que el Partido Popular no ha dejado de proponer y trasladar medidas y soluciones que “llegan donde llegan porque no tenemos ahora capacidad de decisión ni de ejecución”. A pesar de ello, los parlamentarios populares recordaron las propuestas que han realizado tanto a nivel estatal, regional y local en temas como los ERTE, la política fiscal, las ayudas a pymes y autónomos, etc. “Es necesario que la vida económica se ponga en pie, muchas cosas se podrán recuperar, pero el cierre de empresas no se recupera”, –afirmaron.

La reunión telemática sirvió también para abordar asuntos de actualidad municipales como la polémica decisión de transformación de Ordoño II con una inversión de casi 500.000 euros, obra aprobada por la junta de gobierno local, que ha levantado una oleada de críticas y que el CEL “considera que no es el momento adecuado para esta inversión cuando hay muchas necesidades más prioritarias en esta situación de crisis”, y el más que posible abandono de León de la Escuela de Pilotos Fly By School, “una pésima noticia para la ciudad que supone la pérdida de cien alumnos de alto nivel adquisitivo y un impacto negativo en la economía de la ciudad de 12 millones de euros al año que podrían llegar a los 20 millones si tenemos en cuenta las previsiones de la empresa de llegar a 230 estudiantes el año que viene, algo que no ocurrirá si nadie lo remedia”.

Impactos: 26