La crisis del Covid-19 ha acelerado la transformación digital en nuestro país y provincia. La tecnología y la innovación son dos de los pilares de la reconstrucción social y económica

El Círculo Empresarial Leonés y la asociación ALETIC celebraron ayer, 13 de mayo, la 8ª Jornada online en abierto, desde la página de FB Live y el canal de YouTube del CEL, dedicada al sector tecnológico y las herramientas que, como el teletrabajo, han facilitado el mantenimiento de la actividad laboral, sanitaria, educativa, bancaria, administrativa, etc. y serán en el futuro, junto a la innovación, dos de los pilares sobre los que se asiente la reconstrucción social y económica en nuestro país y provincia.

Los invitados que participaron en esta sesión fueron Elena Álvarez, directora general de Telecomunicaciones y Transformación Digital de la Junta de CYL, y varios empresarios y representantes del sector TIC y expertos en tecnología, redes, teletrabajo, ciberseguridad: Lucio Fuertes, CEO de Leasba Consulting y presidente de ALETIC; Juan Carlos Rodríguez Fraile, CEO de Grupo Los Ocho Caños y vicepresidente de ALETIC y Pablo Peláez, CEO de Plain Concepts, con la clausura del presidente del CEL, Julio César Álvarez.

La relevancia que han adquirido las TIC en esta pandemia es notable, no sólo en el ámbito empresarial y laboral, sino en el propio ámbito sanitario, en la educación y la formación, en el comercio online, en la banca electrónica, en la propia administración. Sirva un dato extraído de la última encuesta realizada por el CEL para conocer la incidencia del Covid-19 en la actividad empresarial: entre un 40 y un 54% de empresas leonesas ha recurrido al teletrabajo en esta crisis, cuando se partía de un uso del teletrabajo de apenas el 5%, y otro dato aportado por la directora general de Telecomunicaciones: de los mil usuarios de la red corporativa de la Junta que había a principios de marzo han pasado a tener 8.800, un 55% del total.

Elena Álvarez destacó el gran paso adelante que se ha dado en el teletrabajo durante esta crisis y la transformación cultural que ello requiere. “Si algo bueno puede dejarnos esta pandemia es que ha abierto una ventana de oportunidad a las empresas tecnológicas y ha puesto en valor la tecnología, permitiendo funcionar a las administraciones y empresas de forma segura. Hemos descubierto y aplicado el trabajo en movilidad, o teletrabajo, y las muchas ventajas que tiene, superando sus inconvenientes y prejuicios, y creo que no deberíamos retroceder en este sentido”, apuntó, agradeciendo al sector tecnológico su trabajo y asesoramiento en esta crisis.

León lidera en la Comunidad el sector tecnológico, junto con Valladolid, pero ¿tiene la provincia de León, sus pueblos, la infraestructura de telecomunicaciones, la cobertura y las conexiones y redes de alta capacidad que necesita para no perder oportunidades de desarrollo y quedar atrás en la transformación digital?

Sobre esta cuestión la Directora General explicó que las propias características de Castilla y León, muy extensa, con núcleos de población pequeños, dispersos y envejecidos, limitan la expansión de las conexiones de internet y que son los operadores quienes deciden qué zonas cubrir en función de las expectativas de rentabilidad. “Como administración estamos muy condicionados en nuestras políticas por la propia normativa sectorial de Telecomunicaciones y por la estricta ley de Competencia europea. Hemos concedido ayudas a los operadores por importe de 60 millones de euros entre 2015 y 2019 para que extiendan la banda ancha en zonas rurales no rentables y si le sumamos la inversión de las propias compañías alcanzamos una cifra importante de 90 millones de inversión pública y privada”, remarcó. El objetivo final es que, a finales de 2021, el 85% de la población de Castilla y León tenga cobertura de banda ancha fija.

Mejorar la cobertura móvil y conectividad de banda ancha en las zonas rurales fue precisamente una de las reivindicaciones del resto de participantes en la jornada, especialmente de Juan Carlos Rodríguez Fraile, CEO de Grupo Los Ocho Caños, implantado en Benavides de Órbigo. “Soy un gran defensor del mundo rural, pero seguimos teniendo problemas y carencias grandes en comunicaciones y sin conexiones limpias y seguras no será posible trabajar en los pueblos ni podremos fijar población”, se lamentó, recordando que existen proyectos europeos como el WIFI4EU que apoyan y subvencionan la instalación de conexiones de alta velocidad para pequeños municipios.

El presidente de ALETIC y Ceo de Leasba Consulting, Lucio Fuertes, incidió en las lecciones positivas que nos deja esta crisis: la incorporación de muchas herramientas tecnológicas que han implantado las empresas y las instituciones en apenas dos meses, la rápida adaptación a este nuevo entorno, la innovación y búsqueda de nuevas oportunidades. “Las tecnológicas somos un servicio esencial y estamos ayudando a otras empresas, entidades, administraciones, centros educativos, con horas de consultoría gratuitas para que puedan seguir operando y trabajando en este escenario de incertidumbre”. Fuertes dio algunos consejos para teletrabajar de forma segura y lamentó el intrusismo y la falta de profesionales cualificados que demanda el sector, un problema compartido por el resto de empresarios participantes que limita el desarrollo y crecimiento de las propias compañías.

Pablo Peláez, Ceo de Plain Concepts, afirmó que el teletrabajo tiene también un precio, “todo lo que es gratis tiene un problema de seguridad”- alertó, y abrió el debate de la educación online y la teleformación, “un campo donde habrá muchas sorpresas y en el que estamos utilizando los medios tecnológicos de forma sesgada, porque somos los adultos los que dirigimos y  deberíamos dejar a los propios niños y su creatividad que nos enseñen el camino”. Peláez animó a empresarios y administraciones a copiar lo bueno que se hace por el mundo y a innovar. “La solución a todos los problemas no son las TIC, pero pueden ayudar mucho a relanzar la provincia”.

Impactos: 56