En esta actuación se ha intervenido 1 corzo macho, 1 escopeta y 1 linterna.
La Guardia Civil, durante el transcurso de un servicio encaminado a la prevención y vigilancia de las actividades cinegéticas, sorprendió a una persona que había abatido un

corzo macho en horario nocturno sin contar para ello, de la correspondiente autorización.
Sobre las 21:00 horas del pasado sábado, la patrulla del SEPRONA de la Guardia Civil de Fabero identificó al conductor de un turismo que circulaba por la carretera CL-631 en las proximidades de la localidad de Fresnedo (t.m Cubillos del Sil).

Una vez detenido el vehículo, y en el momento de la identificación, los agentes observan una escopeta desenfundada y cargada con dos cartuchos y lista para su uso en el asiento del copiloto, así como una linterna utilizada a modo de foco. Ante estas evidencias, se procede a registrar el vehículo localizando en el maletero del mismo el citado animal abatido momentos antes.

Por tales hechos, el SEPRONA formuló las correspondientes denuncias administrativas a la Ley de Caza de Castilla y León y al Reglamento de Armas, quedando todos los efectos decomisados a disposición de la Autoridad competente.

Impactos: 55