El Ayuntamiento mantiene activo un convenio con la asociación para la recogida y posterior reciclaje de este residuo de gran impacto ambiental que le permite contribuir, al mismo tiempo, a un proyecto con una importante vertiente social

San Andrés del Rabanedo recicló en el año 2019 un total de 6.560 litros de aceite usado de carácter doméstico en virtud del convenio de colaboración suscrito con la Asociación Protectora de Personas con Discapacidad Intelectual o del Desarrollo Asprona-León.
En concreto, el municipio cuenta con un total de catorce contenedores específicos, repartidos en las distintas localidades y barrios para facilitar que los vecinos y vecinas puedan depositar en ellos el aceite usado sin tener que recorrer grandes distancias.

De esta forma, están ubicados en la calle La Luz, avenida Párroco Pablo Díez, calle Anunciata con Padre Coll, Sira Sampedro, plaza Eduardo Pastrana y avenida Constitución de Trobajo del Camino; en la calle Corpus Christi , Eugenio de Nora y avenida Romeral de San Andrés; en la calle Esla y en la calle Burbia del barrio de Pinilla; en la calle Rosario con la calle El Carmen de Ferral del Bernesga; en la calle La Fuente de Villabalter; y en la calle Colada del barrio de La Sal.

Una vez recogido, Asprona León se encarga de su gestión para el reciclaje a través de la planta de economía social de Quintana de Raneros, en la provincia de Burgos, a la que dirigen los residuos para reciclar las botellas en las que se deposita el aceite, que es decantado y filtrado.

Desde la concejalía de Medio Ambiente, el edil responsable del área Manuel Ángel García Aller, destaca las cifras del reciclado de aceite doméstico usado “pues reflejan que la sociedad está cada vez concienciada con la necesidad de darle una segunda vida a este tipo de residuos, de gran impacto ambiental”.

“No podemos obviar que todavía son muchos los litros de aceite usado que lamentablemente van a parar a los fregaderos, pero se han dado pasos importantes para evitar esta práctica, tan dañina con el medio ambiente, pues cada vez existe una mayor conciencia social y las administraciones debemos contribuir facilitando el reciclaje”, ha apuntado al respecto el concejal.

Manuel Ángel García ha subrayado, además, que el convenio con Asprona permite no sólo avanzar en esa dirección sino también “abordar este asunto desde una óptica social, teniendo en cuenta que el proyecto favorece la empleabilidad de personas con discapacidad”.

Impactos: 37