Ante todos los debates, ataques y ninguneos a lo leonés y a la formación de una Comunidad Autónoma Leonesa que se llevan produciendo desde que el pasado 21 de noviembre el Alcalde de la ciudad de León manifestara que las provincias de León, Zamora y Salamanca tienen derecho a tener su propia autonomía separada de las provincias castellanas, ataques que han subido en intensidad desde la aprobación de la moción pidiendo dicha partición de la comunidad autónoma, el pasado 27 de diciembre, desde “La Parva”, Plataforma de Tradiciones y Cultura Llïonesa, consideramos, en primer lugar, que las alusiones a una supuesta independencia leonesa no son gratuitas sino que representan un intento interesado de confundir al público en general.

Los leoneses queremos que se respete nuestro derecho constitucional a la autonomía y nunca se puede, ni nadie debería confundir, ejercer dicho derecho con un separación de España.

Por otra parte, desde nuestra Plataforma queremos dejar bien patente que las razones económicas que se aducen por parte de muchos de los partidarios de la partición de la comunidad actual, no son sino un síntoma de la situación penosa a que nos ha conducido la creación de dicha comunidad y nuestra inclusión en la misma sin atender ni a la vigente división regional y provincial, ni a razones históricas, ni muchísimo menos a razones culturales y de tradición.

Huérfanas de apoyo, e incluso sufriendo la negación de nuestra historia y hasta de nuestro nombre, y padeciendo la manipulación de una Fundación privada, pero mantenida con dinero público que, sin embargo, no se puede fiscalizar, la cultura leonesa tiene cada vez más dificultades para seguirse transmitiendo y sólo el trabajo altruista de muchos leoneses encuadrados en asociaciones culturales consigue mantenerla.

Tenemos derecho a conservar, desarrollar y mantener nuestra cultura y tradiciones y exigimos que las mismas sean respetadas y potenciadas. Tenemos derecho a que se nos siga conociendo como lo que llevamos siendo desde hace más de 1.100 años, LEONESES y, sobre todo, ante todo y por encima de todo, tenemos derecho a ser tratados como todo el resto de los españoles, con respeto y consideración.

Después de 36 años de autonomía conjunta con seis provincias castellanas, nada de esto se ha cumplido y los temores que en el año 1984 sacaron a la calle a más de 90.000 leoneses pidiendo nuestra propia autonomía se han cumplido con creces e incluso han sobrepasado

nuestros peores temores.

Olvidemos por una vez aquello tan español de “sostenella y no enmendalla” y pongamos fin a una situación que nos ha llevado desde una posición intermedia dentro de las provincias españolas a los peores índices económicos, de paro, emigración y pérdida poblacional de todos los tiempos cosa que, desgraciadamente es dramática en las tres provincias leonesas mientras que las provincias castellanas han visto, en muchos casos, mejorar su situación.

Por nuestra cultura e identidad ¡VIVA LA AUTONOMÍA LEONESA!

 

Impactos: 81